Deportes

Estreno con victoria para el Cajasol Ciencias

El Cajasol Ciencias inauguró el curso con una trabajada victoria sobre la histórica Uniò Esportiva Santboiana (23-19) en un encuentro en el que la prestación de los locales, a priori muy superiores, resultó algo decepcionante, si bien ambos equipos tienen el eximente del calor padecido en las instalaciones de La Cartuja.

el 16 sep 2009 / 08:41 h.

El Cajasol Ciencias inauguró el curso con una trabajada victoria sobre la histórica Uniò Esportiva Santboiana (23-19) en un encuentro en el que la prestación de los locales, a priori muy superiores, resultó algo decepcionante, si bien ambos equipos tienen el eximente del calor padecido en las instalaciones de La Cartuja.

Hasta tal punto era sofocante la matinal sevillana, que el árbitro, Félix Villegas, recurrió a una prerrogativa que le ofrece el reglamento en caso de temperaturas extremas: detener el juego un par de minutos mediado cada uno de los dos periodos para que los jugadores puedan hidratarse.

La ventaja física del Cajasol en la línea de delanteras presagiaba un triunfo más fácil, pero la Santboiana resistió con brío en melé, actuando siempre al borde del reglamento, y paraba las conducciones de los mastodontes locales, muy aplicados en las jugadas de pick and go.

El marcador lo inauguró Jeremías Palumbo con un golpe de castigo pero en la jugada del saque de centro, Isaac Richmond aprovechó una mala comunicación de la defensa científica para correr 40 metros hasta la línea de marca y poner las primeras diferencias en el marcador.

Un precioso ensayo de Calvin, tras una buena ruptura de la defensa catalana de Bola, propició otra alternativa en el marcador pero el apertura argentino de la Santboiana, Juan Pablo Socino, mantenía a los suyos en contacto gracias a su excelente patada: anotó dos golpes de castigo en posición muy comprometida y un drop al filo del descanso en una serie inmaculada.

En el minuto 61, llegó la jugada que decidió el choque. Perdía Cajasol por tres puntos (13-16) pero su delantera asfixiaba a la de los visitantes gracias al refresco salido desde el banquillo, gente con tanto poderío como los componentes del quince titular y a Félix Villegas se le acabó la paciencia con Omar Miniño, un experimentado pilar que pudría cada melé con empujes irregulares o derrumbes.

La exclusión del delantero barcelonés decantó el encuentro, pues enseguida empató Palumbo con un golpe de castigo y, sin solución de continuidad, plantó Mazo el ensayo de la victoria después de una incursión del uruguayo Óscar Durán, un jugador cuya velocidad y juego a la mano no se corresponden con los 125 kilos que pesa. El ex pilar del Atlético Portuense se introdujo en la defensa contraria y asistió a su compañero con un espectacular pase en caída.

  • 1