Local

Estupefacción por las 'jugadas' del A400M

Las declaraciones del consejero delegado de Airbus, Tom Enders, en las que ponía en duda la culminación del programa de construcción del avión militar A400M y abogaba por ponerle fin porque "es mejor un final con horror que un horror sin sin fin" no pueden más que causar estupefacción.

el 16 sep 2009 / 00:41 h.

Las declaraciones del consejero delegado de Airbus, Tom Enders, en las que ponía en duda la culminación del programa de construcción del avión militar A400M y abogaba por ponerle fin porque "es mejor un final con horror que un horror sin sin fin" no pueden más que causar estupefacción. Pero cuando el tiempo permite hacer la digestión de unas palabras tan alarmantes, se atisba que detrás de estas frases tremendistas no hay más que una nueva jugada en la partida de ajedrez que están jugando, por una parte, EADS y su filial Airbus, y por la otra, los siete países europeos que han contratado 180 unidades de este modelo (España, Alemania, Reino Unido, Francia, Bélgica, Luxemburgo y Turquía). Con estas declaraciones a una revista alemana, Der Spiegel, Enders mete presión a sus clientes para conseguir una redefinición de los términos del contrato de construcción de las aeronaves militares. El proyecto sigue varado por problemas técnicos en los motores de los aviones y acumula ya un retraso de más de tres años sobre los primeros calendarios previstos. EADS entiende que la planificación que se hizo era incumplible y que las exigencias de los países que han contratado los aparatos son inasumibles, por lo que aspira a renegociar las condiciones de construcción del A400M. Y, mientras, los países contratantes exigen más información y garantías de que el proyecto se cumplirá sin más dilaciones. Urge que ambas partes redefinan si es necesario su acuerdo y busquen puntos de encuentro que eviten un final abrupto. La construcción del A400M constituye uno de los contratos más sustanciosos de la industria militar europea y es el eje sobre el que se asienta la gran apuesta aeronáutica de Sevilla, gracias al contrato de ensamblaje del avión en la factoría de La Rinconada. Sevilla se juega mucho en ese empeño como para que ahora este proyecto se venga abajo y con él tantas expectativas creadas.

  • 1