lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

ETA asesina a un empresario en Azpeitia

ETA ha reaparecido hoy, tras la caída hace dos semanas en Francia de su 'número uno', Mikel Garikoitz Azpiazu "Txeroki", asesinando de varios disparos al empresario Ignacio Uría, consejero de la empresa Altuna y Uría, una de constructoras de la "Y" vasca, uno de los objetivos prioritarios de la banda terrorista. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 19:18 h.

TAGS:

ETA ha asesinado hoy de varios disparos en Azpeitia (Guipúzcoa) a Ignacio Uría Mendizábal, consejero de la empresa constructora Altuna y Uría, ocho años después de que la banda terrorista acabara con la vida del presidente de la patronal guipuzcoana José María Korta, en agosto de 2000.

El asesinato de Uría, consejero de una de las empresas adjudicatarias de las obras de la "Y" ferroviaria vasca, uno de los objetivos prioritarios de la banda terrorista, se ha perpetrado además quince días después de la caída en Francia del 'número uno' de ETA, Garikoitz Azpiazu, 'Txeroki'.

El atentado, el cuarto mortal desde enero, se ha producido minutos después de la una de la tarde, cuando el empresario se dirigía al restaurante Kiruri, cercano a su casa y al que acudía cada mediodía.

Uría, de 71 años, ha recibido dos disparos, uno en la cabeza y otro en el pecho, realizados por un terrorista que se ha acercado de frente al empresario, mientras un segundo etarra esperaba en un coche en el que después han huido. Los sanitarios que han acudido al lugar del atentado han tratado de reanimar al empresario durante casi cuarenta minutos, pero no han podido salvar su vida ante la gravedad de las heridas.

Según han informado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista, los terroristas habían robado el coche poco antes en el alto de Itziar, a unos 25 kilómetros de Azpeitia, dejando a su conductor maniatado.

Tras tirotear a Ignacio Uría, los asesinos han regresado al alto de Itziar, lugar en el que han quemado el coche para borrar todas las huellas o cualquier indicio que pudiera aportar datos sobre los autores. Tras calcinar el turismo, los dos terroristas han abandonado el lugar a bordo de un primer vehículo que habían dejado aparcado en este punto. El conductor del coche empleado en el atentado, que se encuentra en buen estado de salud, logró quitarse las ataduras y avisar a su madre, la propietaria del coche, que ha denunciado los hechos a la Ertzaintza.

La "Y" ferroviaria vasca, que unirá por alta velocidad las tres capitales vascas, lleva años en la diana de ETA, que ha atentado en repetidas ocasiones contra las constructoras adjudicatarias de las obras, entre ellas, la propia Altuna y Uría, que sufrió un sabotaje en marzo del año pasado.

Buena prueba es que en uno de sus últimos comunicados, el pasado 16 de agosto, la banda terrorista calificaba al Tren de Alta Velocidad de un proyecto "ajeno a los intereses de Euskal Herria".

En ese comunicado, ETA acusaba al PNV y a sus "acólitos" de querer prorrogar sus ganancias a costa de "enterrar en cemento" el territorio por el que pasará la infraestructura ferroviaria, empleando un argumento muy similar al utilizado en su día contra la inconclusa central nuclear de Lemóniz, la presa de Itoiz o la autovía de Leizarán.

En las últimas operaciones contra la banda y sus grupos de apoyo, las Fuerzas de Seguridad del Estado siempre han encontrado documentación e información detallada sobre las obras, así como panfletos contra el proyecto ferroviario. Asimismo, la dirección de ETA había ordenado de forma explícita al 'comando Vizcaya', desarticulado por la Guardia Civil el pasado mes de julio, atentar contra empresas relacionadas con el Tren de Alta Velocidad.

Ignacio Uría es la cuarta víctima mortal de ETA en lo que va de año y la primera tras la detención el pasado 17 de noviembre de máximo dirigente de la banda, Garikoitz Aspiazu, "Txeroki".

El pasado 7 de marzo, dos días antes de las elecciones generales, la banda asesinó al ex concejal socialista de Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa) Isaías Carrasco. El ex concejal fue tiroteado, al igual que Uría, en las inmediaciones de su domicilio. Dos meses después, el 14 de mayo, ETA acabó con la vida del guardia civil Juan Manuel Piñuel con una furgoneta-bomba que situó junto al cuartel de Legutiano (Álava). La última víctima mortal de la banda hasta hoy fue el pasado 22 de septiembre, cuando la explosión de un coche-bomba en el edificio del Patronato Militar Virgen del Puerto en Santoña (Cantabria) causó la muerte del brigada del Ejército Luis Conde de la Cruz.

Aparece un hombre atado en el alto de Itziar. Un hombre, cuyo coche podría haber sido utilizado por los terroristas para huir del lugar del atentado, ha aparecido atado a primeras horas de esta tarde en el alto de Itziar, situado a unos 25 kilómetros de Azpeitia, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

El hombre que ha sido atado por los etarras es el hijo de la propietaria del coche en el que habrían escapado los dos terroristas que han asesinado a tiros este mediodía al empresario Ignacio Uría, de 71 años.

El conductor del coche sustraído, que se encuentra en buen estado de salud, ha logrado, al parecer, quitarse las ataduras y avisar a su madre, que ha denunciado los hechos a la Ertzaintza, según las mismas fuentes.

Los terroristas podrían haber abandonado el turismo en el que salieron del aparcamiento de Azpeitia donde se produjo el atentado, y haber utilizado el coche de este hombre, al que han dejado atado en el alto de Itziar, ubicado en el término municipal de Deba.

  • 1