Local

ETA asesina a un inspector de la Policía Nacional en Vizcaya

La última víctima de ETA es el inspector de la Policía Nacional, Eduardo Antonio Puelles García, destinado a la Brigada de Información, y residía en Arrigorriaga, el lugar en el que estalló el coche. Los terroristas habrían colocado una bomba lapa en los bajos del vehículo, que estalló a las nueve y cinco de la mañana, según fuentes de la investigación.

el 16 sep 2009 / 04:29 h.

TAGS:

VIDEO: VNEWS

La banda terrorista ETA ha asesinado hoy en Arrigorriaga (Vizcaya), con una bomba-lapa colocada en su vehículo, al inspector de Policía Eduardo Puelles García, la primera víctima mortal de ETA desde que Patxi López es lehendakari y en lo que va de 2009.

Eduardo Puelles García tenía 49 años, estaba casado y era padre de dos hijos. Residía "de toda la vida" en la zona donde ha sido asesinado y la explosión de la bomba ha sido oída por su mujer, que desde el primer momento ha estado segura de que su marido era la víctima y ha sufrido una crisis nerviosa, por lo que ha debido ser trasladada a un hospital.

Según un testigo presencial de la explosión, Eduardo Puelles se encontraba, a las 9:05 horas, dentro de su coche, ya arrancado, en el aparcamiento exterior de la calle Santa Isabel, en el límite de Arrigorriaga con Bilbao.

En ese momento, se ha producido la explosión y el inspector de Policía ha chillado y pedido ayuda, pero, según el testigo que se encontraba en el aparcamiento, era imposible socorrerle por las llamas del incendio que ha provocado la bomba, y que ha afectado a otros cinco vehículos.

El cuerpo del agente ha quedado dentro de su vehículo, que tenía "placas reservadas" por ser un miembro de las Fuerzas de Seguridad, y el cadáver ha resultado totalmente calcinado.

Eduardo Puelles García era inspector desde abril de 2002 y pertenecía a la Brigada de Información de Bilbao, la unidad de la Policía encargada de la lucha antiterrorista.

La Ertzaintza mantiene acordonada una amplia zona de seguridad en torno al lugar donde se ha registrado el atentado, donde los artificieros recogen evidencias y analizan los restos del vehículo.

El departamento de Interior ha explicado que hacia las diez de la mañana los bomberos lograban extinguir el incendio que se ha originado tras la explosión, que ha originado una importante columna de humo que se podía ver desde barrios próximos de Bilbao, y que ha sido calificada como un "trueno" y un "estruendo" por los vecinos del barrio de Santa Isabel.

Al lugar del atentado se han desplazado autoridades y dirigentes políticos vascos como el consejero de Interior, Rodolfo Ares, el Diputado General de Vizcaya, José Luis Bilbao, el delegado del Gobierno, Mikel Cabieces, o el presidente del PNV, Iñigo Urkullu.

El lehendakari, Patxi López, que irá a Arrigorriaga tras comparecer en el Parlamento vasco, ha convocado para mañana concentraciones al mediodía ante las instituciones y una manifestación a las seis de la tarde en Bilbao.

El lehendakari ha destacado que "los terroristas han acabado con la vida de un trabajador de este pueblo, cuyo único delito ha sido garantizar la seguridad y la libertad de los vascos y velar por el cumplimiento de la ley y del Estado de Derecho. Eduardo Antonio Puelles, como todas las víctimas del terrorismo, era uno de los nuestros, un defensor de Euskadi y de los vascos".

Así mismo, el Ayuntamiento de Arrigorriaga y el Parlamento vasco celebrarán pleno extraordinarios para condenar el atentado, mientras que numerosos partidos e instituciones han suspendido actos que tenían convocados para hoy y mañana.

El asesinato de Eduardo Puelles es el primero que comete ETA desde que en diciembre de 2008 mató al empresario guipuzcoano Inaxio Uria. El anterior atentado mortal contra agentes del Cuerpo Nacional de Policía fue en mayo de 2003 en Sangüesa (Navarra), cuando fueron asesinados Bonifacio Martín Hernando y Julián Envit Luna.

Por su parte el Parlamento de Navarra aprueba un comunicado de condena con la abstención de Nafarroa Bai

La Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra aprobó hoy, con la abstención de Nafarroa Bai, un comunicado de condena del atentado que costó la vida esta mañana al inspector del Cuerpo Nacional de Policía, Eduardo Antonio Puelles García, en Arrigorriaga (Vizcaya).

Nafarroa Bai presentó un comunicado alternativo, que contó con el apoyo de Izquierda Unida, al considerar que el texto propuesto por la presidenta del Parlamento, Elena Torres, "contiene un lenguaje propio de algunos partidos y no de otros".

Según explicó en declaraciones a Europa Press el portavoz del grupo parlamentario de NaBai, Patxi Zabaleta, el texto presentado por su formación es "el literalmente el que ha salido apoyado por unanimidad en el Parlamento vasco con los votos del PSE, PNV, PP, EB, UPyD, EA y Aralar".

Por ello, defendió que "hay que buscar expresiones que no contengan valoraciones políticas propias de unas formaciones políticas y no de otras". "Hoy el documento adecuado y común sin aprovechamientos políticos de este desgraciado asesinato era el texto aprobado por unanimidad en el Parlamento vasco que es la propuesta que nosotros hemos presentado", aseveró.

En concreto, la aprobación aprobada finalmente por la Cámara foral, con la abstención de Nafarroa Bai, expresa "la rotunda condena" del Parlamento al asesinato del inspector de la Policía Nacional, y traslada "el sentimiento de solidaridad y de afecto" a los familiares de la víctima.

Los Príncipes de Asturias han enviado un telegrama de condolencias a la viuda de Eduardo Puelles y asistirán mañana al funeral del inspector de policía asesinado hoy en un atentado en la localidad vizcaína de Arrigorriaga, según han informado a Efe fuentes de la Casa del Rey.

  • 1