Local

ETA coloca cuatro bombas en bares y hoteles de Mallorca para sembrar el pánico

La banda terrorista ETA vuelve a atentar en Palma de Mallorca. Si el 30 de junio mató a dos guardias civiles en Calvià, ayer hizo estallar cuatro bombas en lugares públicos de la isla, pero en esta ocasión no hubo heridos. Este ataque coincide con el comunicado de la banda en el que asumía los últimos atentados de junio y julio.
>>>''Por poco no lo cuento''
>>>La protesta acaba en la Audiencia

el 16 sep 2009 / 06:59 h.

TAGS:

La banda terrorista ETA vuelve a atentar en Palma de Mallorca. Si el 30 de junio mató a dos guardias civiles en Calvià, ayer hizo estallar cuatro bombas en cuatro lugares públicos de la isla, pero en esta ocasión no hubo heridos. Este ataque coincide con el comunicado de la banda en el que asumía los últimos atentados de junio y julio.

ETA, en un comunicado publicado en el diario Gara, asumió los atentados perpetrados los dos últimos meses, entre ellos el del 19 de junio en Arrigorriaga, en el que murió el inspector de Policía Eduardo Puelles, y el ocurrido en Calvià, en el que fallecieron los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salva.

Pero pocas horas después, sobre las 11.00 horas de ayer se produjeron desde Francia una serie de llamadas telefónicas alertando de la colocación de los artefactos en nombre del grupo terrorista, la primera de ellas en el Parque de Bomberos de Santa Ponça (Calvià), que fue atendida por un miembro de este cuerpo. A continuación, se produjeron llamadas similares a Radio Taxi de San Sebastián y a un funcionario de la Junta de Andalucía, al que presuntamente se le llamó a su móvil por azar y que alertó a la Policía de la localidad en la que se encontraba. En los avisos, algo confusos, se informaba de la colocación de artefactos explosivos en Palma de Mallorca, que estallarían entre las 12.00 horas y las 18.00 horas, según explicó el delegado del Gobierno en las Islas Baleares, Ramón Socías.

En todos los contactos la voz estaba "grabada" y "distorsionada", y anunciaba, en nombre de ETA, la colocación de una serie de artefactos sin indicar claramente en qué zonas podían estar ubicados, "al contrario de lo que suele hacer habitualmente ETA cuando lanza este tipo de llamadas de advertencia", indicó el responsable del Gobierno.

Así, a las 12.30 horas se produjo la explosión en el Bar Nica, situado en el número 29 de la Avenida Conde de Sallent. Sin embargo, el delegado del Gobierno precisó que el origen exacto de esta explosión no se podrá establecer hasta hoy. Dijo que en caso de que se confirme, la bomba hubiera funcionado con un temporizador, teniendo en cuenta de que el bar estaba cerrado desde el pasado viernes.

A las 14.20 horas estalló otro artefacto en el baño de mujeres de la Pizzería Rigoletta, en la zona de Portixol del barrio de El Molinar, que no provocó heridos y sólo escasos daños materiales, a pesar de estar lleno de gente. Una hora más tarde explotó otra bomba en el cercano restaurante Enco, que pudo ser desalojado a tiempo.

Por último, pasadas las 18.00 horas se detonó un nuevo artefacto en las galerías comerciales que se encuentran en los subterráneos de la Plaza Mayor, de nuevo en los baños de señoras y sin provocar víctimas, ya que los domingos esa zona no registra actividad. Tampoco se registraron importantes daños materiales.

Los temporizadores que han activado los tres artefactos explosivos darán respuesta a la pregunta que se hacen los expertos en la lucha antiterrorista desde el pasado 30 de julio, cuando los terroristas asesinaron a dos guardias civiles: ¿permanecen en la isla?.

Ante esta situación de alarma, Socías señaló que los controles policiales se mantienen en la ciudad. A este respecto, indicó que las Fuerzas de Seguridad están trabajando "con todas las hipótesis", incluida la posibilidad de que los autores de este nuevo ataque sean los mismos que colocaron las bombas lapa en los coches patrulla de la Guardia Civil de Palmanova. "Hay que trabajar tanto con la hipótesis de que siguen aquí, que se ve reforzada por las actuaciones de hoy, como que hayan abandonado la isla y que hayan funcionado con temporizadores", explicó Socias.

No obstante, el delegado del Gobierno descartó la existencia de un Comando Baleares o que la banda tenga una infraestructura propia en Mallorca.

Mientras, el Rey se mantiene informado desde el primer momento por el Gobierno y las autoridades baleares sobre la evolución de los acontecimientos tras los atentados, que no alterarán la agenda de Don Juan Carlos ni del resto de la Familia Real en la isla.

En nombre del Gobierno Vasco, su consejero de Interior, Rodolfo Ares, advirtió a ETA de que "no conseguirá ninguno de sus fines", así como de que los autores de los atentados de Palma de Mallorca "serán detenidos".

Por su parte, el govern balear destacó en un comunicado que las explosiones de Palma, debido a la leve potencia de los artefactos, no tenían como objetivo causar daños personales. El Ejecutivo autonómico reiteró su "más profundo rechazo" a los actos terroristas de ayer y se refirió a la información facilitada por la Delegación del Gobierno sobre la "leve potencia de los artefactos" que han explotado. Recordó que las explosiones tuvieron lugar en los baños de dos establecimientos de restauración y también en los aseos de en un subterráneo de la Plaza Mayor que se encontraban cerrados.

El Govern ofreció su apoyo a los propietarios, trabajadores y clientes de los establecimientos afectados. Como consecuencia del suceso, se siguen incrementando las medidas de seguridad en Mallorca, según la nota del Govern, en la que se aclaraba que tanto el aeropuerto como el resto de infraestructuras turísticas "siguen funcionando con total normalidad por lo que turistas y visitantes pueden continuar con sus planes de viaje sin ningún contratiempo". Según el Govern "la calma ha sido tónica general del día" y mallorquines y turistas han disfrutado, como es habitual en Mallorca, del entorno privilegiado y la oferta turística "con total tranquilidad".

El Govern recordó la existencia de un teléfono gratuito de información para solventar todas las posibles dudas de los turistas sobre este tema u otros de actualidad, el 900 900 365, que está operativo desde el pasado viernes, de lunes a sábado de 10.00 a 18.00 horas.

  • 1