Local

ETA deja a los empresarios vascos pagar a plazos el dinero que les exige

La banda ha enviado una nueva remesa de cartas de chantaje a empresarios vascos, esta vez con una novedad: por primera vez ofrece a sus víctimas la posibilidad de pagar a plazos. (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 03:55 h.

TAGS:

ETA vuelve a la extorsión. La banda ha enviado una nueva remesa de cartas de chantaje a empresarios vascos, esta vez con una novedad: por primera vez ofrece a sus víctimas la posibilidad de pagar a plazos el impuesto revolucionario.

La Cadena SER informó ayer de que ETA ofrece a los empresarios a los que extorsiona pagar una cantidad de forma anual hasta llegar a la suma total exigida. Lo confirman fuentes políticas, empresariales y policiales. La banda terrorista lleva un mes practicando esta nueva forma de extorsión. La cantidad de dinero exigida es la misma que en otras ocasiones ha pedido a empresarios pequeños, entre 50.000 y 70.000 euros.

La novedad está en que ETA les ofrece pagar cantidades pequeñas de forma anual hasta completar la cantidad total exigida. De momento, la banda armada les esta aceptando la posibilidad de pagar 6.000 euros al año, una cantidad que, según fuentes empresariales, es fácil de asumir para un empresario.

Es la primera vez que ETA ofrece esta modalidad de pago y según fuentes policiales puede ser muy fructífera para la banda armada. Fuentes empresariales han confirmado a la SER que en estos momentos uno de cada seis empresarios está cediendo a la extorsión. Haciendo números, los empresarios calculan que ETA recibe al año entre cuatro y cinco millones de euros por pago de impuesto revolucionario.

Se ha ampliado el número de extorsionados, que ya van desde propietarios de pequeños establecimientos hasta gerentes de empresas públicas.

Por su parte, la patronal navarra de empresarios también ha confirmado que desde la ruptura del alto el fuego por parte de ETA la presión de los terroristas sobre los empresarios "ha aumentado notoriamente", tanto en lo referente al número de extorsionados como en cuanto a la cantidad exigida.

Mociones. En estas circunstancias, la moción ética del PSE y el PNV, en la que se pide a los concejales de ANV que dimitan si no condenan la violencia, decayó ayer también el municipio guipuzcoano de Bergara, después de hacer lo mismo en Mondragón y Hernani. En Bergara, donde gobiernan ANV y Aralar, la moción sólo fue apoyada por los los ediles de PSE-EE y PNV. EA se abstuvo, y ANV y Aralar la rechazaron, con lo que obtuvieron la mayoría suficiente para no debatir el texto.

Mientras tanto, el PSE se dispone ahora a presentar una moción de censura contra la alcaldesa de Mondragón, Inocencia Galpasoro, por ser "indigna" de ocupar el puesto que ostenta debido a su "pasividad" y "cobardía". Los socialistas de la localidad guipuzcoana buscan apoyos para que la moción prospere.

  • 1