Local

ETA descarta la propuesta ‘abertzale’ de dejar las armas

Un documento de la banda destaca la «importancia» de seguir la lucha armada.

el 10 dic 2009 / 20:57 h.

TAGS:

Javier García Gaztelu ‘Txapote’ e Irantzu Gallastegi ‘Amaia’, ayer en la Audiencia.

La banda terrorista ETA apuesta por continuar con la luchar armada aunque desde la izquierda abertzale se haya pedido recientemente un debate interno y de reflexión para intentar abandonar las armas, según refleja un documento interno de la organización etarra.

El texto, según adelantó ayer la Cadena SER, es la respuesta a la última propuesta de Batasuna de abrir un nuevo proceso democrático "sin violencia". Lo que dice textualmente ETA es que "en la fase política en la que nos encontramos la lucha armada juega un papel decisivo, porque es uno de los principales activos de la izquierda abertzale". Es más, el documento recuerda a Batasuna que si tiene la finalidad de ser eficaz "ha de abordar la lucha armada desde la globalidad de su estrategia". Pero la izquierda abertzale no es la única que aboga por acabar con la violencia. El 55% de los presos de la banda terrorista discrepa ampliamente con los líderes de ETA y apuesta por dejar las armas.

Al respecto, el secretario general del PSOE en el Congreso de los Diputados, Eduardo Madina, manifestó ayer mismo que lo primero que debería hacer Batasuna es "convencer a ETA de que deje de matar" para que así puedan abrirse "nuevos escenarios de futuro mucho más interesantes incluso para ellos, políticamente hablando". "Solo harán política si ETA se desactiva o si rompen definitivamente con la banda", aseguró el socialista.

Condenados. Por otra parte, la pareja de etarras formada por Julen Eizaguirre y Ángela Aramendi fue condenada ayer en Francia a 12 años de cárcel, acusada de conformar una unidad del aparato logístico dedicada a la compra de material electrónico y a la confección de dispositivos de activación de explosivos.

El Tribunal de lo Criminal de París estableció que del total de la pena, dos tercios deberán ser de cumplimiento efectivo, y que cuando Eizaguirre (43 años) y Aramendi (39) salgan de prisión se dicte contra ellos la expulsión definitiva de Francia.

Mientras tanto, un acusado de fabricación de artefacto explosivo, Jon Guevara, aseguró ayer en el juicio celebrado en su contra en la Audiencia que no mantiene relación alguna con la banda terrorista ETA y que portaba una bomba en el maletero de su coche en el momento en que fue detenido porque le gustaba "la pirotecnia". Guevara, que contestó durante la vista oral únicamente a las preguntas de su abogado defensor, se enfrenta a una petición fiscal de prisión de cuatro años de cárcel. Fue detenido por una patrulla de la Guardia Civil que localizó en su vehículo material con el anagrama de ETA.

  • 1