Local

«ETA ha perdido apoyos en el País Vasco, pero puede seguir matando»

El último atentado de ETA no amilana el ánimo del presidente de los socialistas vascos, que meses después de la ruptura del proceso de paz, todavía contempla con «esperanzas» la posibilidad del fin del terrorismo. Advierte además de un menor apoyo a la banda. Foto: Antonio Acedo

el 14 sep 2009 / 21:12 h.

TAGS:

-ETA rompió el alto el fuego oficialmente en junio de 2007, ¿cree que ha cambiado algo en el conflicto vasco durante estos meses después de la ruptura?

-Creo más bien que hay una dinámica a lo largo de los años, con treguas y sin treguas, en la que los apoyos a ETA han ido disminuyendo. Hay menos tolerancia al terrorismo o la kale borroka. Las actitudes antisistema, que en el caso del País Vasco llevan aparejado el terrorismo están siendo gradualmente marginados en la sociedad vasca y, en este último tramo, se ha acelerado este proceso.

-¿Qué diferencia hubo entre el último proceso de diálogo, en el que participó, e intentos anteriores de negociación?

-Por primera vez la sociedad vasca es consciente de que el Gobierno hizo todo lo posible para que el diálogo culminara con el fin de ETA. Y lo hizo pagando un precio político enorme, porque la tregua no era una situación para lograr réditos electorales. El Gobierno veía su situación atacada por la incomprensión ciudadana y la oposición del PP. La consecuencia es que por primera vez la mayoría de los vascos culpan a los que no pusieron punto y final a la lucha armada.

-¿Cree que, tras la ruptura, se ha reactivado el cerco judicial contra el entorno de ETA?

-La justicia lleva tiempo moviéndose. Tal vez se ha acentuado en los últimos meses, pero es fruto de un trabajo que se realiza desde hace muchos años. Los éxitos policiales y judiciales casi nunca son casuales o producto de un plazo inmediato.

-¿Está de acuerdo con las voces que aseguran que ETA está más débil que nunca?

-Aunque se vea que ETA y la izquierda abertzale han perdido capacidad de incidencia y apoyos en la sociedad vasca, hay que aclarar que ETA aún tiene capacidad de matar y hacer daño. Prueba de ello es el último atentado en el suroeste de Francia, del que expreso mi más enérgica condena.

-¿Que ETA atente en Francia modifica algo el escenario?

-ETA ha tomado un camino difícil para sus intereses tras atentar en Francia, algo que no había hecho hasta ahora. Eso supone un cambio importante, ya que pone en alerta a las autoridades galas y a todo su operativo policial.

-¿El conflicto vasco vive una de sus etapas más complicadas?

-Hemos vivido tiempos peores que los de ahora, sin que éstos sean excelentes. Pero los que lo hemos sufrido toda la vida tenemos razones más para la esperanza que para el pesimismo.

(Lea la entrevista completa en la versión en papel de El Correo de Andalucía).

  • 1