Local

ETA intenta una matanza de Ertzainas en Vizcaya con 100 kilos de explosivos

ETA respondió a las últimas decisiones judiciales contra la izquierda abertzale con un doble atentado. En el último buscó además una masacre. Los etarras, tras colocar el coche bomba frente a la comisaría de Ondarroa (Vizcaya), lanzaron dos cócteles molotov para provocar la salida de los ertzainas. Cinco horas antes había atacado la Caja Vital de Vitoria.

el 15 sep 2009 / 15:34 h.

TAGS:

ETA respondió a las últimas decisiones judiciales contra la izquierda abertzale con un doble atentado. En el último buscó además una masacre. Los etarras, tras colocar el coche bomba frente a la comisaría de Ondarroa (Vizcaya), lanzaron dos cócteles molotov para provocar la salida de los ertzainas. Cinco horas antes había atacado la Caja Vital de Vitoria.

Casi 200 kilos de explosivos, que causaron diez heridos leves y numerosos daños materiales, es lo que necesitó ETA la pasada madrugada para volver a sembrar el pánico.

La banda terrorista atentó de madrugada (4.30 horas) contra la comisaría de la Ertzaintza en Ondarroa con un coche bomba cargado con cien kilogramos de explosivos, cuya explosión dejó diez heridos, ninguno de gravedad. El atentado de Ondarroa fue el segundo en la misma madrugada, después de que otro coche bomba, cargado también con una cantidad alta de explosivos, más de 80 kilos, causara daños en la sede central de la Caja Vital en Vitoria, aunque aquí sin heridos.

La alta carga explosiva y el modo de operar del comando etarra hicieron que el consejero vasco de Interior, Javier Balza, afirmara ayer que en Ondarroa ETA buscaba provocar una "masacre" y matar al mayor número posible de ertzainas. La Ertzaintza ya estaba alertada por el Ministerio del Interior de la posibilidad de sufrir un atentado inminente de ETA desde el pasado mes de julio, cuando fue desarticulado el comando Vizcaya.

En el ataque de Ondarroa resultaron heridas una decena de personas, de los cuales seis son agentes de la comisaría y cuatro civiles que viajaban en un vehículo detrás del utilizado por los terroristas para cometer el atentado. De estos heridos, únicamente dos, con pronóstico reservado, permanecen ingresados: un ertzaina en el hospital Galdakao con una fractura en una mano, rotura de tímpano y contusiones, y una chica de 15 años en el hospital de Cruces con fractura cráneo-encefálica y parietal.

La salvación . Los terroristas dejaron el coche en la carretera, con la parte trasera apuntando a la comisaría, y al salir, antes de huir, arrojaron dos cócteles molotov contra la comisaría con la intención de hacer salir a los ertzainas y que la explosión les pillara de lleno. Sin embargo, los ertzainas, en vez de utilizar la puerta delantera de la comisaría salieron por la trasera, con lo cual salvaron la vida. También los cuatro jóvenes que viajaban detrás de los terroristas, al observar el comportamiento "sospechoso" del coche, intentaron dar marcha atrás.

La explosión, que no fue avisada previamente por la banda terrorista, sacudió a las cuatro y media de la madrugada Ondarroa, un pueblo pesquero de 10.000 habitantes, situado en el límite de Vizcaya con Guipúzcoa.

Ésta causó importantes daños materiales en la comisaría, en cuya fachada se pueden apreciar tres grandes boquetes, así como daños en coches aparcados y la rotura de cristales en viviendas, restaurantes y comercios de los alrededores. El coche utilizado por los etarras quedó desperdigado por la zona, cayendo una de las partes más grandes a la ría Artibai por lo que buzos de la Ertzaint- za intentaron rescatar los restos.

Las Fuerzas de Seguridad sospechan que uno o más miembros liberados de la organización terrorista ETA habrían sido enviados por el aparato militar a Vizcaya para reactivar a los grupos de legales, no fichados, que habrían escapado a la desarticulación del "núcleo central" del complejo que operaba en esa provincia hasta las detenciones efectuadas por la Guardia Civil a finales de julio, informaron a Europa Press fuentes policiales.

En Vitoria, primero . La de Ondarroa fue la segunda explosión de la noche. La primera fue a las 00.00 horas, cuando un coche bomba cargado con más de 80 kilogramos de explosivos causó daños materiales en la sede central de la Caja Vital, en el barrio vitoriano de Salburua. El coche bomba, un Renault Clio, fue aparcado delante de la entrada principal.

En esta ocasión sí hubo llamada previa avisando de su colocación, lo que permitió desalojar a los vigilantes del edificio, en una zona en la que no hay viviendas. La existencia de un pequeño muro que rodeaba el edificio hizo que el efecto de la bomba fuera menor, aunque sufrió numerosos daños en las ventanas y en su fachada, pero en principio no está afectada la estructura. Este edificio fue inaugurado hace casi un año, el 26 de septiembre, por los Príncipes de Asturias.

  • 1