Local

ETA intentó matar al juez Garzón porque le estaba 'jodiendo la vida'

El ex jefe del aparato militar de ETA Jurdan Martitegi, detenido el pasado 18 de abril en Francia, pretendía atentar contra el juez de la Audiencia Baltasar Garzón porque les estaba "jodiendo la vida" con sus investigaciones sobre los partidos afines a la banda terrorista.

el 16 sep 2009 / 04:02 h.

TAGS:

El ex jefe del aparato militar de ETA Jurdan Martitegi, detenido el pasado 18 de abril en Francia, pretendía atentar contra el juez de la Audiencia Baltasar Garzón porque les estaba "jodiendo la vida" con sus investigaciones sobre los partidos afines a la banda terrorista.

Así lo aseguraron ayer fuentes de la lucha antiterrorista, que añadieron que en uno de los documentos que figuraban en el lápiz de memoria intervenido a Martitegi tras su detención se puede leer la siguiente frase, referida a Baltasar Garzón: "Este hijo de puta nos está jodiendo la vida".

El dirigente etarra, según las fuentes consultadas, aludía a la decisión del magistrado de suspender las actividades de formaciones políticas como Demokrazia 3 Milioi (D3M) o Askatasuna, que pretendían concurrir a las elecciones autonómicas vascas celebradas el pasado mes de marzo. En la documentación intervenida a Martitegi, según informó ayer el diario El País, figura un plan para asesinar a Garzón con un veneno introducido en una botella de coñac que le sería enviado como regalo de un falso admirador.

Con el fin de evitar cualquier sospecha de los servicios de seguridad de la Audiencia Nacional, el regalo iba a ser enviado desde una agencia de mensajería que no estuviera en el País Vasco y su remitente sería un supuesto estudiante de cuarto curso de derecho de una universidad también ajena a Euskadi. El documento requisado a Martitegi, según el diario, señala que el envenenamiento se planteaba como un desafío a las medidas de seguridad del juez y preveía extender el ataque a otros magistrados como Fernando Grande-Marlaska o Santiago Pedraz.

Martitegi, de 29 años, es el autor del atentado que acabó en Legutiano (Álava) con la vida del guardia civil Juan Manuel Piñuel y accedió a la jefatura de los comandos de ETA tras las sucesivas detenciones de sus antecesores Garikoitz Azpiazu Txeroki y Aitzol Iriondo Gurbitz.

Por otra parte, la Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer por unanimidad encomendar a sus servicios de Inspección que sigan investigando la posible responsabilidad disciplinaria en la que podría haber incurrido el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por el cobro de 203.000 dólares durante la excedencia que disfrutó en Estados Unidos entre marzo de 2005 y junio de 2006.

Según informaron fuentes de este órgano, el CGPJ ha actuado "en estricto cumplimiento" de lo acordado en una sentencia dictada el martes pasado por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo que ordenaba no dar carpetazo a esta cuestión hasta que se hayan practicado las diligencias de investigación oportunas. Así, el órgano de gobierno de los jueces descarta por el momento archivar este expediente, tal y como proponían los servicios de Inspección en relación con unas diligencias abiertas por los mismos hechos el pasado mes de marzo, por orden de la Sala de lo Penal.

  • 1