miércoles, 20 marzo 2019
18:21
, última actualización
Local

ETA llama al "cambio político" seis días después de asesinar

Los gobiernos central y vasco coinciden en que éste es el fin de la banda terrorista.

el 21 mar 2010 / 21:13 h.

TAGS:


La banda terrorista ETA afirmó ayer en un comunicado publicado por el diario Gara que está dispuesta a "dar los pasos que sean necesarios para favorecer el cambio político", aunque hace seis días asesinara a tiros a un gendarme en las proximidades de París tras robar varias coches en un concesionario, hecho del que no hubo referencia alguna en el escrito de los terroristas.


En la "declaración", compuesta por siete puntos y dirigida a la "ciudadanía vasca", ETA insiste en que "está dispuesta a dar los pasos necesarios en el camino del cambio político, en el espacio que le corresponde". En opinión de la banda, es el Ejecutivo el que "pretende vender la fantasía de la salida policial", pese a que el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, "sabe muy bien que hoy, como ayer, la única vía que garantiza el final de la resistencia vasca es el reconocimiento de los derechos de Euskal Herria".


Los pistoleros también aprovecharon su escrito para responsabilizar al Gobierno de haber "cerrado la puerta a la oportunidad para una solución democrática" y de "haber optado por extender a todos los ámbitos la negación y por desarrollar una ofensiva represiva sin límites" contra la izquierda abertzale radical. Además, la banda terrorista expresa su "voluntad de resolver el conflicto" y apuesta por alcanzar "una formulación consensuada para que la ciudadanía vasca decida su futuro sin ningún tipo de límites ni injerencias" y se muestra dispuesta a "colaborar con todos los agentes que asuman que para construir un escenario democrático que garantice el futuro de Euskal Herria es necesario dar pasos seguros y adquirir compromisos firmes".


Abundando en la labor del Gobierno, ETA aprovecha también para acusar al Ejecutivo de usar como "instrumento político" la "intoxicación informativa" y expresa su "compromiso" de seguir "luchando firmemente por Euskal Herria". "No cesaremos hasta alcanzar la libertad", refiere. Precisamente, el máximo responsable del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó ayer que se está cerca "de ver el final de ETA", al tiempo que recordó que intentará reforzar "aún más" la colaboración con Francia "para perseguir y llevar a la cárcel a todos los terroristas, que cada vez son más débiles.
En una entrevista en Canal Sur Televisión, Zapatero definió como "una colaboración perfecta" la relación entre Francia y España en la lucha antiterrorista. "La unidad de acción y entendimiento entre las policías y gobiernos es total", añadió. Asimismo, confirmó que mañana martes asistirá a los funerales por el policía francés asesinado cerca de París, para "rendir homenaje y dar el pésame a la familia del agente, que sé que la sociedad española hace suyo".


De forma crítica con la banda terrorista también se expresó ayer la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia, quien aseguró que el asesinato del gendarme supone "por lo menos, el principio del fin" de ETA, porque ahora Francia, tras años de colaboración en la lucha antiterrorista, "se va a poner a limpiar su casa". "Ha sido una torpeza mayúscula por parte de estos terroristas, que nunca llegaron a cometer sus antecesores. Y estoy segura de que la van a pagar. Es su fin", añadió.


La nota de ETA también la analizó el coordinador general de Ezker Batua (EB), Mikel Arana, quien consideró que el escrito refleja "la división interna" en el seno de la organización terrorista. Según él, ETA está "en fase terminal" y señaló que el comunicado "puede significar un avance para la izquierda abertzale, pero es insuficiente para la sociedad vasca demanda.


Mientras tanto, el juez antiterrorista Yves Jannier decretó ayer prisión provisional contra el presunto etarra Joseba Fernández Aspurz tras ser imputado del delito de homicidio agravado y tentativa de homicidio agravado en relación con una empresa terrorista y robo a mano armada. El etarra fue detenido el pasado martes tras el tiroteo en el que murió el gendarme francés.

  • 1