Local

ETA planeaba atentar contra un funcionario guipuzcoano

El comando Mikelats de ETA, desmantelado el pasado martes en Guipúzcoa y cuyos tres miembros ingresaron ayer en prisión por orden del juez Baltasar Garzón, tenía como misión realizar una serie de atentados con explosivos, entre los que estaba atentar contra un funcionario de las fuerzas de seguridad de Irún (Guipúzcoa).

el 16 sep 2009 / 04:54 h.

TAGS:

El comando Mikelats de ETA, desmantelado el pasado martes en Guipúzcoa y cuyos tres miembros ingresaron ayer en prisión por orden del juez Baltasar Garzón, tenía como misión realizar una serie de atentados con explosivos, entre los que estaba atentar contra un funcionario de las fuerzas de seguridad de Irún (Guipúzcoa).

Así se desprende del auto de prisión dictado por el magistrado de la Audiencia Nacional que, tras interrogar a Patxi Uranga, Olatz Lasagabaster y Ainara Vázaquez acordó su ingreso en prisión por integración en organización terrorista y tenencia y depósito de explosivos para los dos primeros, y por integración o colaboración para la tercera. Según relata Garzón, el comando fue creado en otoño de 2007 por el ex jefe del aparato militar de ETA, Garikoitz Aspiazu Txeroki, quien facilitó un pendrive a Uranga y Lasagabaster con la "información concreta sobre las posibles víctimas" entre los días 19 y 20 de septiembre de 2008.

Uranga, captado en 2007 por el último jefe del comando Vizcaya, Arkaitz Goikoetxea (preso desde julio de 2008), y Lasagabaster -novia del anterior que también se integró en la banda- se encontraban en dicha localidad francesa para recibir un "cursillo" sobre explosivos que les impartió Txeroki.

El juez explica en su auto que Uranga construyó un buzón en el paraje de Iturrioz en la zona de Aia (Guipúzcoa) porque, según acordó en enero de 2008 con el etarra que supuestamente relevó a Txeroki, Aitzol Iriondo (detenido en diciembre del año pasado), sería el "sistema de comunicaciones con la organización terrorista".

En ese buzón recibió un zutabe (boletín interno de comunicación de ETA), varios documentos y un pendrive, que aún "se encuentra pendiente del correspondiente análisis pericial".

  • 1