Deportes

Etapa para David García, Alberto Contador sigue como líder

El corredor español David García, del Xacobeo Galicia, se adjudico la decimoquinta etapa de la Vuelta'08, disputada hoy entre la localidad asturiana de Cudillero y la leonesa de Ponferrada, de 202 kilómetros.

el 15 sep 2009 / 11:49 h.

David García Dapena, del Xacobeo Galicia, fue el vencedor en solitario de la decimoquinta etapa de la Vuelta, disputada entre Cudillero y Ponferrada, de 202 kilómetros, una jornada de transición en la que Alberto Contador paseó el maillot amarillo sin dificultad pese a verse involucrado en una caída.

García Dapena secó las lágrimas de su equipo, hundido tras la derrota de Ezequiel Mosquera en la jornada anterior ante Contador y Leipheimer, acusados por Álvaro Pino de no haber querido dar un solo relevo. "Los pobres también sabemos hacer daño", dijo el técnico. Pues no hizo falta dañar a nadie, ya que este corredor de 30 años fue el más hábil dentro de un grupo de cuatro escapados y logró la etapa que tenía marcada desde antes de empezar la Vuelta.

El pitoniso de Marín entró en la meta de la capital del Bierzo con tiempo de sobra para vivir el mejor momento de su vida y rehabilitar al cuadro gallego, también de fiesta por haber asegurado su continuidad en el pelotón la próxima temporada. Ganó la partida a rivales de postín, como el clasicómano belga Nick Nuyens y el español Juanma Gárate, ambos a 17 segundos del gallego. Tras el goteo de unos cuantos corredores que venían procedentes de la escapada del día, el pelotón cerró la jornada a 14.22 minutos.

Día de gloria para García Dapena, profesional desde 1999 y formado en el ciclismo portugués, donde ha conseguido 10 victorias en 8 temporadas. Este año se anotó la Vuelta a Turquía, y en Ponferrada se presentó en la alta sociedad del ciclismo español. Se estrenó en la Vuelta. Trajo la locura a la casa del pobre.

Tuvo un día relativamente plácido Alberto Contador, con sus rivales acogotados tras dos días sometidos a los ataques del ganador del Giro. Relativamente porque el madrileño se fue al suelo en el transcurso de la jornada, aunque sin daños inquietantes.

La general no varió en la zona noble. El pinteño mantiene a su colega Leipheimer a 1'17" y a Sastre a 3'41". No se esperan cambios hasta la cronoescalada de Navacerrada, donde se espera otro show del pistolero del Astana.

No tardó en formarse una numerosa excursión de 17 corredores, en el kilómetro 37, todos ellos perdidos en la general. Se metieron en la aventura, entre otros, David Arroyo y Xabier Zandio (Caisse d'Epargne), José Luis Arrieta (Ag2r), Mikel Astarloza (Euskaltel), David García (Xacobeo) y Juanma Gárate (Quick Step). También se apuntaron expertos en clásicas como los belgas Nick Nuyens y Philippe Gilbert y el ruso Mikhail Ignatiev, un torpedo en los kilómetros finales.

La disposición del pelotón se reflejó con el retraso de 10 minutos en el Alto de Somiedo (1a) y de 12 en el Alto del Corral de los Lobos (2a, km 140). El cartel del cuarto de hora se lo enseñaron a estos modestos guerrilleros en la cima del Ocero (3a). De ahí a Ponferrada, un peregrinaje salpicado de maniobras tácticas. Unos por salir en solitario, otros por aguantar. Contador tuvo tiempo para ir a la consulta médica para curarse una herida en la rodilla. Los campeones también se caen.

José Luis Arrieta, de 37 años y 15 en la profesión ciclista, arrancó a 30 kilómetros de meta, sin suerte, ya que fue alcanzado en el circuito ponferradino, donde esperaba una trampa: el Lombillo, un repecho de 3 kilómetros con rampas de hasta el 15 por ciento. Allí se sucedieron los ataques. Arroyo, Nuyens, García y Gárate abrieron hueco, luego se fue el belga y por fin el gallego, que supo rematar la faena.

  • 1