Local

Etxeberria cree que "está clarísimo" que los restos de Las Quemadillas son de Ruth y José por las evidencias

"Desde  el punto de vista pericial y forense el tema está perfectamente claro  y no hay ninguna duda", ha señalado el antorpólogo forense.

el 03 oct 2012 / 13:29 h.

TAGS:

El antropólogo forense Francisco Etxeberria ha defendido este miércoles que "está clarísimo" que los restos encontrados en la finca de Las Quemadillas, en Córdoba, corresponden a los dos hermanos Ruth y José a partir de todas las evidencias que se han encontrado. "Desde el punto de vista pericial y forense el tema está perfectamente claro y no hay ninguna duda", ha señalado.

Tras participar en el curso y 'Ciencia y Justicia: Del indicio a la prueba en Antropología y Toxicología' en la UIMP de Valencia, Etxeberria ha explicado que "la coherencia viene dada desde que se sabe que se produce un fuego la misma tarde de la desaparición de los niños" y que desde el punto de vista forense "tenemos la certeza de que en ese fuego se han quemado los cadáveres, no huesos, los cadáveres de dos menores de seis años y el otro de una edad inferior" y que "no existía ninguna duda de la posición de al menos de un cuerpo".

"Esto es así, está probado y muy ilustrado afortunadamente por las fotografías hechas por la Policía de la escenas y del croquis". "A partir de ahí está clarísimo que son ellos", ha dicho.

Etxeberria ha constatado que es "imposible" saber la causa de la muerte ni cómo murieron porque "la evidencia no permite hacer ese estudio" como tampoco permite estudiar el ADN. Sin embargo, ha sostenido que "aunque no se pueda probar por ADN" que los restos encontrados son de Ruth y José ha apuntado que el ADN "no incrimina más a quien ha cometido el crimen, aquí sirve para establecer una identidad de los restos pero no incrimina más", ha defendido Etxeberria, quien ha criticado a aquellos que dicen que sin ADN no se puede ir a juicio "cuando es perfectamente posible".

Además, ha destacado que tras la rectificación "completa" de la perito de la Policía Científica "se irá al juicio oral con un consenso", lo que supone "una ventaja" porque "los hechos están perfectamente esclarecidos".

Respecto al primer informe de esta perito, que apuntaba que los restos encontrados eran de animales, ha mantenido que si se tiene una experiencia en este ámbito de la especialidad forense "no se puede producir este error". "Cuando tienes los huesos en las manos puedes tener alguna pequeña duda con alguno de estos restos pero te tienes que percatar de que del conjunto, que son muchos los huesos que hay, particularmente de los dientes son claramente humanos", ha dicho.

Así, ha explicado que se han encontrado centenares de trozos algunos de ellos de un tamaño de cinco centímetros o seis, que es el trozo mayor, pero "tan sólo con estos puedes darte cuenta de que son formas humanas, y además los trozos pueden ensamblarse como un puzle". "No hay ninguna forma anatómica que pertenezca a fauna", ha apuntado.

Este experto ha indicado que los restos están incinerados, lo que significa que "están quemados completamente para lo que hay que superar los 650 grados lo que al aire libre requiere "de horas". Además, los servicios forestales de Córdoba detectaron el fuego a 33 kilómetros, por tanto la hoguera fue un fuego vivo "seguramente alentado con leña durante horas".

RESTOS DE ROPA

Asimismo, ha resaltado que en la hoguera se ha encontrado un botón metálico, que corresponde a un botón de la cintura de un pantalón vaquero, más un fragmento de tela de la manga de una especie de camiseta de color verde que "habrá que pensar que son de los niños porque es que interpretado que los restos son de los niños obviamente estarían vestidos y obviamente serían sus prendas".

En este caso concreto, ha señalado que no sabe que es lo que pudo haber ocurrido porque "esa explicación no se ha dado, se acepta el error pero no se comprende cómo se ha podido producir este equívoco que es una concatenación de pequeños detalles, como que la víspera el forense que acudió no estaba seguro, que a partir de ahí no había experiencia concreta en restos de niños incinerados". "Probablemente por todo ello se ha producido este equívoco", ha barruntado.

Etxeberria ha comentado que entre el colectivo forense es "muy habitual" que algún compañero te remita alguna fotografía para que realices un comentario. Así, ha barajado que en este caso quizá no se solicitó una consulta porque "hay otro problema" y es que convendría que en la identificación humana "convendría trabajar con una mentalidad multidisciplinar".

Así, ha aclarado que no quiere decir que la Policía "no esté preparada", sino que en un futuro deberían realizar las investigaciones conectadas con el mundo académico, a través de convenios, "no porque seamos más listos sino porque estamos en el siglo XXI".

  • 1