Economía

Euríbor, crudo y euro acentúan su escalada ante un pesimista BCE

El BCE subrayó que existe "una fuerte presión al alza a corto plazo sobre la inflación" en un momento en el que el euro roza el récord de 1,60 dólares. Lo que siginifica que no tiene intenciones de bajar los tipos de interés, esto es, el precio oficial del dinero. (Foto: A. Acedo).

el 15 sep 2009 / 03:20 h.

El Banco Central Europeo (BCE) subrayó que existe "una fuerte presión al alza a corto plazo sobre la inflación" en un momento en el que el euro roza el récord de 1,60 dólares. ¿Qué significa esta declaración? Pues que no tiene intenciones de bajar los tipos de interés, esto es, el precio oficial del dinero.

En el boletín de abril el BCE dijo que "el área euro se encuentra en un prolongado periodo de elevadas tasas de inflación anual" por el incremento de los precios de la energía y de los alimentos. Y tras divulgarse este comentario, la moneda única volvió a revalorizarse y otro récord, a 1,5984 dólares, en el mercado de divisas de Fráncfort, y el petróleo Brent hacía tres cuartos de lo mismo y se colocaba en Londres en los 112,65 dólares por barril.

El euro intensificó su carrera alcista frente al billete verde después de conocerse que la inflación de la Eurozona subió en marzo hasta el 3,6%, por lo que es probable que el BCE mantenga los tipos de interés (precio del dinero) en el 4% durante los próximos meses.

La entidad monetaria europea también considera en el informe mensual que existen riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo "en un contexto de continuo crecimiento monetario y de crédito muy vigoroso". Además, según el BCE, existe un riesgo de que las empresas aumenten los precios en segmentos de mercado con baja competencia y que suban los salarios más de lo previsto, algo que, a su vez, puede añadir más presiones inflacionistas.

En este sentido, el máximo órgano ejecutivo del BCE mostró preocupación por el ajuste del salario nominal a los precios de consumo y pidió que se evite esa práctica en los convenios colectivos, ya que implica el riesgo de impactos al alza sobre la inflación y crear una espiral de precios y sueldos, que al final sería perjudicial para el empleo y la competitividad.

Así, el nivel de incertidumbre para el crecimiento económico de los países que comparten el euro es "inusualmente elevado" debido a las turbulencias en los mercados financieros, según el BCE, que observa que permanecen los riesgos a la baja para la expansión económica (aumento del PIB).

El banco recordó que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de la Eurozona bajó en el cuarto trimestre del año pasado al 0,4%, frente al 0,7% del trimestre anterior. "Las últimas informaciones sobre la actividad respaldan expectativas previas de un crecimiento moderado en este primer trimestre de 2008".

Pese a que el poder adquisitivo estará debilitado por el impacto del encarecimiento de la energía y de los alimentos, el crecimiento del consumo debería contribuir a la expansión económica, en línea con el crecimiento real de los ingresos disponibles. Al mismo tiempo, la entidad, presidida por Jean-Claude Trichet, añadió que "las tensiones pueden durar más tiempo de lo inicialmente esperado".

Mientras, las tensiones en el mercado de dinero del euro, por la falta de liquidez, han disparado los tipos de interés interbancarios. El Euríbor a un meses se situó ayer en el 4,37%, a tres, en el 4,78%, a seis meses, en el 4,79% y a doce meses en el 4,8%. Este último es el que se toma como referencia en los contratos hipotecarios, y sigue al alza.

  • 1