lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Economía

Europa abre más las puertas a la entrada del tomate magrebí

Sus cuotas de importación crecerán hasta un 22% a partir del año 2011

el 17 dic 2009 / 23:04 h.

El tomate ha protagonizado varias protestas este año.

La Comisión Europea anunció ayer la firma entre la Unión Europea (UE) y Marruecos del nuevo acuerdo agrícola que, una vez ratificado por los Estados miembros, permitirá la entrada al mercado comunitario de un mayor volumen de tomate marroquí con arancel reducido. Fuentes comunitarias indicaron que no entrará en vigor hasta 2011 "como muy pronto".

El nuevo marco de relación comercial con Marruecos en materia agrícola -cuyo objetivo es lograr una liberalización lo más amplia posible- contempla una mejora "sustancial" de las cuotas de importación al mercado europeo de los productos marroquíes.

En concreto, uno de los productos que se beneficiarán del arancel especial, y que más protestas ha despertado entre los productores europeos, es el del tomate. Actualmente, la UE permite la entrada de 233.000 toneladas de tomate marroquí con un arancel especial. En virtud del nuevo acuerdo, el gravamen reducido se aplicará a 254.000 toneladas en el primer año tras la entrada en vigor del acuerdo, y a 285.000 a partir del cuarto año.

La liberalización es completa para frutas y hortalizas a excepción de determinados productos "sensibles", para los que se aplicarán contingentes tarifarios. Además del tomate, la lista de alimentos sensibles incluye las fresas, el ajo, las clementinas, el calabacín y el pepino.

Con todo, habrá que esperar al menos hasta 2011, ya que aún quedan pasos por cumplir y en este proceso el documento podría, incluso, ser desechado. Una vez que las partes han suscrito el acuerdo, éste debe ser aún respaldado por Bruselas y después recibir el visto bueno de los Veintisiete y del Parlamento Europeo, además de ser ratificado por Rabat para que cobre vigencia.

El Ministerio marroquí de Agricultura señaló que el acta fue firmado en Bruselas el pasado día 14 y concluye las negociaciones iniciadas en 2005 para renovar el protocolo agrícola del Acuerdo de Asociación.

El debate político no se hizo esperar. El grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados consideró que el acuerdo incorpora puntos positivos, mientras que, por contra, el grupo popular opinó que "agrava" la situación crítica que ya atraviesa el sector.

El portavoz de Agricultura del PSOE en el Congreso, Alejandro Alonso, precisó que hay aspectos importantes que se han conseguido incorporar como la introducción de cláusulas de salvaguarda para poder actuar en caso de que se produzcan distorsiones en producciones nacionales.

Además, señaló que se van a fijar precios de entrada de estos productos en la UE y que el acuerdo va a incorporar, asimismo, un compromiso de refuerzo de los controles en las fronteras comunitarias. No obstante, reconoció que las nuevas condiciones suponen una mayor competencia para productos como el tomate y la fresa.

A su vez, añadió que el acuerdo va a generar un "desarme" arancelario por parte de Marruecos que va a permitir la exportación de productos españoles hacia este país y que se abrirán "nuevas oportunidades" y, por tanto, "una mejora de expectativas de exportación" de productos agroalimentarios.

Por su parte, el portavoz de Agricultura de los populares en la Cámara Baja, José Ignacio Llorens, lamentó que con la firma del acuerdo agrícola se confirman los "peores augurios" y se pone de manifiesto la "irrelevancia" del Gobierno español en su política exterior. En este sentido, apostilló que se "agravan" mucho más las cosas para el sector, ya que el aumento de contingente es "inaceptable" y supone prácticamente una liberalización para la entrada en la UE de los productos marroquíes.

  • 1