Economía

Europa impulsa el coche 'verde'

La industria europea del automóvil podrá recibir, a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI), 4.000 millones de euros en créditos blandos para invertir en tecnologías más limpias y respetuosas con el medio ambiente y en el aumento de la seguridad. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 18:57 h.

La industria europea del automóvil podrá recibir, a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI), 4.000 millones de euros en créditos blandos para invertir en tecnologías más limpias y respetuosas con el medio ambiente y en el aumento de la seguridad. Esta iniciativa para coches verdes, incluida en el plan de estímulo para la economía europea presentado ayer por la Comisión, contará además con una financiación adicional de 1.000 millones procedente de los Estados miembros y del presupuesto de la UE.

La medida está muy lejos de las pretensiones del sector, pues la industria automovilística reclamaba una ayuda de 40.000 millones para superar la actual crisis. En cualquier caso, la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea) indicó ayer que la concesión de créditos blandos, a través del BEI, "es un primer paso" para prevenir las consecuencias de la crisis y de la bajada de las ventas de automóviles en el continente. No obstante, desde la patronal de los fabricantes europeos resaltaron la necesidad de que se clarifiquen los detalles de esta iniciativa y los fondos que estarán disponibles para esta industria.

"La Comisión quiere una industria viable y competitiva en Europa", subrayó ayer su presidente, José Manuel Durao Barroso. En el caso del automóvil, la CE trata, explicó, de "proteger el empleo en un sector clave y asegurar su viabilidad a largo plazo impulsando una reforma sostenible que acoja las tecnologías ecológicas y que convierta a los fabricantes europeos en líderes mundiales en un mercado cada vez más competitivo".

Bruselas es consciente de los problemas que atraviesa el sector, pero descarta soluciones "anticuadas" y tampoco ve con buenos ojos los planes de ayuda que se están estudiando en EEUU. Su intención es proteger el empleo, pero apoyando su viabilidad a largo plazo mediante el uso de las nuevas tecnologías ecológicas, recalcó Durao Barroso.

Bruselas también está de acuerdo, explicó el comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, con la introducción de medidas de apoyo directo a la demanda, para impulsar la sustitución de coches más contaminantes por otros ecológicos -puso como ejemplo el plan Renove-.

Precisamente ayer, el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Francisco Javier García Sanz, planteó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, diez medidas para impulsar la competitividad de la industria que se encuadran en las áreas de mercado, financiación, I+D y actuaciones sociales y que incluirán en el plan que se presentará en enero. Entre ellas, un nuevo Plan Prever con ayudas de 3.000 euros, mejorar la gestión de las bajas para reducir el absentismo, aplazar las cotizaciones sociales y del IRPF.

  • 1