Local

Europa intenta que Latinoamérica colabore con la directiva de retorno

Es un trabajo laborioso pero la Unión Europea (UE) está haciendo todo lo que está en su mano para que los países iberoamericanos colaboren con su política migratoria, a pesar de que algunos la han criticado duramente. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 16:58 h.

TAGS:

Es un trabajo laborioso pero la Unión Europea (UE) está haciendo todo lo que está en su mano para que los países iberoamericanos colaboren con su política migratoria, a pesar de que algunos la han criticado duramente.

La comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, se reunió el viernes con el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, y los embajadores de América Latina para mejorar la cooperación a la hora de aplicar la directiva de retorno y el Pacto Europeo sobre Inmigración.

Ferrero-Waldner precisó que Bruselas ha iniciado con estos países un diálogo estructurado para explicarles mejor el contenido de sus nuevas políticas migratorias tras el rechazo que generó en toda Latinoamérica la directiva de retorno de inmigrantes indocumentados. "Es fundamental que nos entendamos mutuamente; éste fue el problema que hubo" en junio con esa norma, enfatizó la responsable europea.

La comisaria afirmó que la UE también pretende ayudar al desarrollo de los estados de origen "no para impedir que emigren, sino para que no se vean obligados a hacerlo por razones económicas". Además, destacó el "alto y rápido nivel de integración" de los inmigrantes latinoamericanos y "la enriquecedora y positiva participación en nuestras sociedades".

El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, defendió que "ha llegado el momento de hablar de agendas positivas y constructivas", para lo que "hay que empezar diciendo que los inmigrantes son importantes para el desarrollo del país" de acogida.

Asimismo, alertó de las consecuencias negativas que pueden tener la crisis financiera y una posible recesión mundial para los inmigrantes y sus remesas, opinión compartida por el embajador uruguayo, Luis Sica, quien resaltó que entre la UE y América Latina "hay un compromiso para el diálogo que se está instrumentando".

Más control . La directiva de retorno de indocumentados permite, entre otros puntos, internar a estas personas hasta por seis meses (ampliables a 18 en caso de problemas de identificación), mientras que el Pacto Europeo sobre Inmigración busca fijar un control estricto de los flujos migratorios, según las necesidades de los mercados laborales.

Para el embajador argentino en Bruselas, Jorge Remes Lenicov, en el texto del Pacto Europeo sobre Inmigración que los países de la UE aprobaron el jueves "ha habido reformas" respecto de la versión presentada en julio y "pasos positivos".

"Ha habido un cambio de palabras, no es igual hablar de inmigración ilegal que irregular", apuntó, y calificó de avance el hecho de que se habilite a la Comisión para "armar un diálogo con las diferentes regiones". Según Remes Lenicov, la inmigración es "una responsabilidad compartida" y un fenómeno positivo.

  • 1