Deportes

Europa origina el primer debate en el Betis

El presidente se mantiene prudente y recuerda los pros y los contras. El entrenador cree que jugar esas competiciones "no tiene nada de malo".

el 18 abr 2012 / 14:22 h.

Pepe Mel y Miguel Guillén conversan en el Villamarín.
La posibilidad de que el Betis culmine la temporada con un puesto en alguna competición europea provoca dos reacciones distintas en los máximos responsables del club verdiblanco, al margen del consejero José Antonio Bosch. Por un lado está el presidente, Miguel Guillén: su postura es la prudencia, al menos hasta que se conozca el resultado del partido contra el Valencia, y aun así ya advierte que una eventual clasificación para la Liga Europa no sólo significaría ingresos extraordinarios, sino también gastos extraordinarios. Y por otro lado está el entrenador, Pepe Mel, quien considera que un Betis europeo sería "un orgullo" y "nada malo" para la imagen de la entidad de Heliópolis.

El presidente habló tras la firma de un convenio con el Colegio de Enfermería y lo dicho, habló con cautela máxima y sin dejarse deslumbrar por los focos continentales. "Lógicamente, lo que tenemos que hacer es conseguir la permanencia matemáticamente. Vamos a ir partido a partido, porque esa filosofía nos ha venido muy bien. El Betis tiene que competir todos los partidos pese a que ya haya conseguido el objetivo prioritario", empezó diciendo. Luego se centró en el debate en sí: "Hay que sumar en Valencia. Luego, lo que tenga que venir vendrá. Europa está ahí, lógicamente. Pero vuelvo a insistir, todo pasa por el partido en Mestalla, que nos dará luz sobre las posibilidades del equipo de aspirar a algo más".

"Es un debate bonito y que gusta a los béticos, y como un aficionado más, el presidente del Betis tiene que aspirar a todo lo posible. Si podemos ganar el derbi, sería magnífico, y siempre que haya objetivos al alcance del equipo hay que pelear por ellos", continuó diciendo el rector verdiblanco, que como contrapunto se acordó del capítulo económico, tan vital en este Betis en concurso: "[Europa] supondría unos ingresos adicionales importantes, pero también gastos. Haría falta reforzar la plantilla convenientemente para hacer un buen papel", señaló. Y por cierto, al actual plantel también habría que premiarle, como se acordó tácitamente en su día: "Desde el club ya se dijo que cualquier vía de recibir ingresos adicionales sería compartida con los jugadores", reconoció Guillén.

"UNA MACHADA". Pepe Mel lo tiene más claro que su presidente, o eso parece si se oye lo que dijo ayer en Radio Sevilla. "Como socio, sería ilusionante y un orgullo meternos en Europa después de un año tan duro. Como aficionado, sería una machada. Y como profesional, todo lo que sea poner el club en el escaparate no tiene nada de malo y sería otra fuente de ingresos. Otra cosa es que duráramos tres partidos en la competición", proclamó el técnico, que añadió: "Los jugadores no tienen ninguna prima pero son inteligentes y saben que cuanto más arriba quede el Betis, mejor para ellos".

El míster, en todo caso, aclaró que Europa no es un objetivo explícito para su Betis: "No me planteo nada más allá de Mestalla y salvarnos de la quema", recordó. "Todavía corremos el riesgo de meternos en problemas; cualquier equipo que no tenga 46 puntos no está salvado", calculó.

  • 1