Deportes

Europa pasa por Nervión

El conjunto nervionense se enfrenta al Sporting sin otra opción que ganar. Manzano no descarta aún alcanzar la Champions. Regresan Palop, Kanouté y Romaric. El técnico dice no saber qué portero jugará.

el 28 feb 2011 / 21:14 h.

¿Jugará Palop o seguirá Javi Varas?

La Liga no se detiene y el Sevilla afronta otro escollo, esta vez llamado Sporting, en su lucha por lograr una plaza que le permita disputar competición continental. A día de hoy, el gran objetivo es la Europa League. Los doce puntos que le separan del Villarreal, cuarto clasificado, a falta de trece jornadas para el cerrojazo recuerdan que la Champions sigue muy lejos.

Pese a ello, nadie se atreve a descartar aún lo que sería una auténtica proeza. El problema es que las balas se agotan y los errores se pagan ya muy caros. Lograr una plaza en competición continental, sea cual sea ésta, exige convertir el Sánchez Pizjuán en un auténtico fortín lo que resta de campaña, además de sumar victorias lejos de casa.

El rendimiento como local del Sevilla ha dejado mucho que desear. De los 39 puntos que puso en juego sólo se adjudicó 21. Los 18 restantes volaron y son irrecuperables. De ahí la necesidad de poner fin a esta auténtica sangría -el Sevilla es undécimo en la lista de equipos más solventes en casa- y hacer valer el factor campo.

En este sentido, la afición sabe que su apoyo se antoja fundamental. Pero necesita alegrías y el equipo está obligado a darle una en forma de victoria. Y a poder ser, jugando bien al fútbol y convenciendo.

BUSCANDO RECOMPENSA. La mejoría experimentada en las últimas semanas ha tenido escaso premio hasta el momento. Se escapó la eliminatoria contra el Oporto y también el triunfo frente al Atlético. Ahora, llega el Sporting, un equipo situado en la zona baja de la tabla, necesitado y con sólo una victoria hasta la fecha lejos de El Molinón. No será fácil, pero el Sevilla está obligado a confirmar esa mejoría logrando un triunfo que refuerce sus opciones europeas.Gregorio Manzano recupera para la cita a tres pesos pesados: Kanouté, Palop y Romaric, si bien todo hace indicar que los dos primeros serán quienes formen parte del once inicial.

Kanouté ha superado sus molestias y jugará salvo que Manzano dé continuidad a la dupla Negredo-Luis Fabiano, cuyo rendimiento el pasado sábado en el Vicente Calderón fue bastante bueno. No hay que descartar nada.

LA INCÓGNITA DE LA PORTERÍA. Junto al franco-malí estará Palop. El técnico quiere esperar a verle en acción durante el entrenamiento que el plantel llevará a cabo horas antes del choque. Javi Varas ha respondido bien siempre que se le requirió, pero no parece fácil que el valenciano se quede en el banquillo estando en condiciones de jugar. En cualquier caso, de producirse esta circunstancia, sería toda una noticia.

También destaca la inclusión en la lista de Romaric, tras varios partidos ausente. No será titular en principio, ya que tanto Rakitic como Gary Medel parecen indiscutibles a día de hoy. La convocatoria está formada por 20 jugadores, y en ella aparecen también Rodri y Dabo, éste último recuperado del golpe que sufrió en el Calderón y que hizo pensar que se perdería la cita.

Quien no estará es Sergio Sánchez. Manzano dijo tras el partido de Oporto que le sustituyó porque no le veía bien y le da un respiro. Con todo, habrá que ver si recupera para la causa al cuestionado Alexis o sigue apostando por el tándem Fazio-Escudé.

REVOLUCIÓN ASTURIANA. Mientras tanto, en el Sporting Manuel Preciado esconde sus cartas. El conjunto gijonés llegará a la capital hispalense horas antes del partido con todos sus jugadores disponibles. La única baja es la del central Botía, por acumulación de amonestaciones.

Todo hace indicar que habrá novedades respecto al equipo que empató la pasada jornada en casa frente al Zaragoza. De hecho, en Gijón se anuncia que Preciado hará una revolución para dar refresco a varios futbolistas.

El técnico justifica que cite a todos los disponibles indicando que "se trata de un viaje cómodo, de un solo día, y además hay varios jugadores tocados y es bueno que sigan haciendo piña". Las rotaciones de Preciado incluso podrían sentar a Diego Castro, su goleador, en el banquillo.

  • 1