Economía

Europa se compromete ante el FMI a hacer "todo lo que sea necesario"

La prioridad es conseguir la estabilidad financiera, en juego ante la crítica situación de Grecia y las incertidumbres financieras.

el 24 sep 2011 / 20:05 h.

La Eurozona sabe que la pelota está sobre su tejado. La mala gestión de la situación de Grecia y la falta de una gobernanza económica real y efectiva han puesto en alerta al resto de grandes economías. Ayer recibió avisos urgentes tanto de EEUU como del G-20 y también se sumó el FMI.

Por ello, ante estos actores, lanzó el mensaje de que "los países de la Zona Euro harán todo lo necesario" para asegurar la estabilidad financiera.

Los miembros del Comité Financiero y Monetario Internacional del FMI recogieron el guante con agrado. "Estamos alentados por la determinación de nuestros colegas de la Eurozona para hacer todo lo que sea necesario para resolver la crisis europea", reza el comunicado final.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, abundó en que durante la reunión hubo un "reconocimiento común y un sentido compartido de la urgencia de la actuación colectiva" para salir de la crisis. "Estamos en la mitad del camino" tras las medidas tomadas por los países afectados, pero "necesitamos seguir avanzando" ahora que estamos "en una fase crítica", reseñó.

El foco se instaló durante toda la jornada en el Viejo Continente. El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, empleó un lenguaje inusualmente drástico para instar a los gobiernos de la Eurozona a colaborar con el Banco Central Europeo (BCE) para aumentar el tamaño del fondo de rescate y evitar la amenaza de "una bancarrota en cascada y el riesgo de una catástrofe".

Geithner, en la jornada de clausura de la asamblea anual del FMI, también dedicó unas palabras a este organismo, del que consideró que se "queda corto" a la hora de desarrollar sus políticas sobre el tipo de cambio y debería estar sujeto a un mayor escrutinio. "La gestión del FMI se beneficiaría de la publicación de un Informe de Estabilidad Externo que permitiría evaluar con franqueza la excesiva acumulación de reservas y el progreso que se está realizando a la hora de reducir los desequilibrios", declaró.

El secretario del Tesoro concluyó su intervención con un llamamiento a la institución que dirige Christine Lagarde para que "presente un contundente paquete de medidas que responda a estas deficiencias".

A pesar de este llamamiento, la directora gerente del FMI aseguró que los recursos del Fondo son adecuados para las necesidades actuales, pero bajos en relación con las posibles necesidades futuras de los países generadas por la crisis económica. Aun así, se comprometió a "actuar decisivamente" para enfrentar los retos mundiales.

Por su parte, la mayoría de las veinte naciones más poderosas del planeta (G-20) es partidaria de prestar ayuda financiera adicional a los países europeos con problemas de deuda, según reseñó el ministro de Finanzas ruso, Andréi Kudrin.

"La mayoría estima que es necesario tomar medidas adicionales de ayuda a Grecia, Irlanda, Portugal, Italia y España", dijo el ministro. Aunque hay matices. Las medidas de ayuda para los tres primeros países deberían ser responsabilidad de la Unión Europea, a través del fondo de rescate, mientras que para España e Italia las decisiones deberían corresponder al BCE, apuntó Kudrin, en la línea de lo que el organismo europeo ha venido haciendo sobre todo desde agosto, cuando las primas de riesgo de ambos países se descontrolaron. Y no es un cheque en blanco. "Es sumamente importante la voluntad política de los propios países para recortar sus gastos a fin de cumplir sus deudas", dijo.

El G-20, que analizó la particular situación de Grecia, consideró insuficiente la ayuda prestada, ya que el PIB del país sigue en caída mientras su deuda se mantiene alta, señaló. Asimismo, las principales economías del mundo son conscientes de que la quiebra de Grecia repercutiría en las bolsas y los sectores bancarios de otros países puesto que, según Kudrin, hechos como ése aumentan los riesgos y contribuyen a la fuga de capitales desde los países en desarrollo.

En el foro del FMI y el Banco Mundial celebrado en Washington, expertos y líderes mundiales han reiterado constantemente los llamamientos a las economías avanzadas a encarar los desafíos económicos que, de no ser afrontados, podrían generar un nuevo colapso financiero.

Salgado: las entidades no requieren más auditorías

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, consideró ayer que “no es necesaria” una auditoría externa a las entidades financieras españolas, ya que el examen realizado por el Banco de España y el hecho de que el sector financiero haya publicado “con detalle” su exposición al sector inmobiliario, motivo principal de incertidumbre, deberían bastar.
Y es que el responsable del FMI para Europa, Antonio Borges, recomendó horas antes a España que un auditor externo valore la situación de la banca para restaurar, cuanto antes, la confianza de los inversores.
También el portavoz del Gobierno, José Blanco, consideró que los test de estrés del pasado verano han demostrado la solvencia del sector.

  • 1