Economía

Europa se defiende de los malos augurios del FMI

Muchos Gobiernos europeos han alzado la voz tras la publicación de las previsiones de crecimiento para los distintos países del Fondo Monetario Internacional (FMI). Francia, Portugal y España calificaron de "pesimistas" los augurios de la institución y mantuvieron sus estimaciones por encima de este organismo. (Foto: EFE).

el 15 sep 2009 / 03:01 h.

Muchos Gobiernos europeos han alzado la voz tras la publicación de las previsiones de crecimiento para los distintos países del Fondo Monetario Internacional (FMI). Francia, Portugal y España calificaron de "pesimistas" los augurios de la institución y mantuvieron sus estimaciones por encima de lo recogido por este organismo.

España es uno de los países donde las previsiones del Gobierno y el FMI se encuentran más alejadas. Mientras que uno la mantiene en el 3,1% desde el pasado diciembre, el otro redujo su estimación al 1,8%. Esto ha hecho saltar las alarmas en el PSOE, que rápidamente ha salido al paso del estudio del organismo internacional para defender que la situación no es tan sombría.

Así, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, pidió ayer "cautela" a la hora de analizar las previsiones que ha realizado el FMI sobre la economía española, recordando que este organismo ha errado, en los últimos cuatro años, sus estimaciones sobre el crecimiento del PIB español.

"Hay que ser objetivos. El FMI, que es un organismo prestigioso, se ha equivocado en las previsiones de crecimiento económico de España en los últimos cuatro años. Planteó unas perspectivas de crecimiento inferiores a lo que luego sucedió en la realidad. Ya veremos si se equivoca o no. De momento, recibamos la previsión con cautela", declaró.

En Francia, la reacción ha sido muy parecida. La ministra gala de Economía, Christine Lagarde, prevé para el año 2009 un crecimiento comprendido en una horquilla de entre el 1,75% y el 2,25%. Además, consideró "exageradamente pesimista" la previsión de crecimiento anunciada el miércoles por el FMI, que rebajó una décima su anterior pronóstico y situó el Producto Interior Bruto (PIB) francés en el 1,4% este año y en el 1,2% en 2009.

Lisboa también ha criticado la previsión del FMI. El ministro portugués de Finanzas luso, Fernando Teixeira dos Santos, replicó al Fondo al afirmar que sus previsiones de crecimiento son "demasiado pesimistas". Aseguró que el informe no es realista en cuanto a los "efectos que la evolución de los mercados financieros podrá tener en la actividad económica".

"Este nivel de pesimismo no es compartido por instituciones de varios países, ni por otras entidades internacionales", afirmó el ministro portugués.

Los sindicatos españoles mostraron su disconformidad también con las previsiones del FMI. El secretario general de la UGT, Cándido Méndez, pidió ayer al Gobierno medidas para afrontar la crisis, como la construcción de viviendas protegidas y de infraestructuras sociales y públicas, rechazó la estimación del Fondo y exigió aumento en los salarios.

  • 1