Economía

Everis gesta una factoría de 'software' para grandes clientes

Isla de la Cartuja, Sevilla. Tres plantas ha ocupado recientemente la multinacional de servicios y aplicaciones tecnológicas Everis en el edificio Leonardo da Vinci. Foto: José Manuel Cabello.

el 14 sep 2009 / 23:34 h.

Isla de la Cartuja, Sevilla. Tres plantas ha ocupado recientemente la multinacional de servicios y aplicaciones tecnológicas Everis en el edificio Leonardo da Vinci, y a sus actuales 250 trabajadores va a sumar otros 100, la mayoría ingenieros, para una factoría de 'software'. Y desde aquí, asimismo, se expandirá la firma a otras regiones.

Pero, ¿qué es exactamente lo que hace una factoría de software o centro de alto rendimiento, como gusta llamarla Everis? Lo mismo que una fábrica, donde las máquinas son ordenadores y los productos son programas, herramientas y aplicaciones informáticas y tecnológicas muy específicas y para clientes concretos, sean de aquí, sean de otras regiones o países.

En otras palabras, y éstas son de Santiago Martín, socio y responsable de la oficina de Sevilla. Para el desarrollo de una aplicación tecnológica encargada, por ejemplo, por la Comunidad de Madrid -estamos hablando de contratos de varios millones de euros-, el análisis de las necesidades se realiza, lógicamente, in situ, pero de los trabajos se hacen lotes y se envían a centros de referencia, como el hispalense, y éste es el que fábrica el software, otros hacen proyectos de estrategia, unos terceros, los procesos de implantación. ¿Cuántos trabajadores para Cartuja? Ahora son 250, otros 100 se irán incorporando este año a esa factoría.

A falta de dos meses para que cierre su último ejercicio fiscal, el de 2007, Everis maneja unas previsiones de facturación de 11,5 millones de euros en Andalucía, apenas el 3,53% de los 325 millones que, en conjunto, cosechará la consultora. El porcentaje, según reconoce el propio Santiago Martín, es "todavía pequeño", si bien pone el énfasis tanto en los crecimientos anuales respectivos, un 50% y el 22%, como en el gran potencial que arroja esta comunidad.

En efecto, el plan de negocio de la empresa contempla alcanzar, de aquí a 2010, los 25 millones de euros en su delegación andaluza, para lo que requerirá una plantilla de 600 personas, frente a las 250 actuales, y una segunda oficina, fuera de Sevilla y cuya ubicación se anunciará antes de verano. Si en estos momentos el 90% de sus ingresos procede de las administraciones -autonómica, diputaciones provinciales y ayuntamientos-, a partir de ahora, y sin restar importancia al sector público, la estrategia de captación de clientes prima las finanzas (fundamentalmente, cajas de ahorros y cajas rurales) y las industrias, de forma que, en citado horizonte temporal, aporten el 35% de la facturación regional.

"Hemos identificado en Andalucía unas necesidades muy concretas. En el caso de las administraciones públicas, su modernización y todo el proceso de implantación de la administración electrónica, que exigirá mucha mano de obra cualificada. En las finanzas, las integraciones [fusiones de cajas, al estilo de El Monte y San Fernando en Cajasol] y la propia renovación de los sistemas bancarios. Y, por último, en la industria, la adaptación de las pymes a las nuevas tecnologías de la información".

Pongamos ejemplos, y ahí que Santiago Martín los relata. Everis ha trabajado para diez de las consejerías de la Junta de Andalucía, así como varias diputaciones, entre ellas las de Cádiz y Sevilla, y ayuntamientos, el hispalense incluido. Para la banca, Cajamar, San Fernando y Unicaja. Y las agroindustriales Ebro Puleva y Agro Sevilla destacan en lo que a la empresa privada se refiere.

La delegación andaluza, asimismo, posee el encargo de expandir la presencia de la firma hacia las comunidades de Canarias (ya en marcha), Extremadura y Castilla-La Mancha. En ellas, explica Martín, se instalarán lo que la consultora define como centros de trabajo, cuya gestión y coordinación depende de una oficina central, en este caso la de Sevilla.

  • 1