Local

Exigen más control de los bazares chinos

Los comerciantes están preocupados por la proliferación de bazares asiáticos en las principales calles de las ciudades andaluzas y exigen que se extremen los controles para que cumplan, sobre todo, con los horarios de apertura y cierre.

el 26 dic 2010 / 20:27 h.

TAGS:

Unos de los bazares que han proliferado en Andalucía.

La Confederación Empresarial de Comercio de Andalucía (CECA) ha hecho un llamamiento a las administraciones para que lleven a cabo un mayor control y más efectivo del cumplimiento de la normativa por parte de los comercios asiáticos ante su proliferación en los últimos años.

En declaraciones a Efe, Jesús Reina, adjunto al secretario general de CECA, exigió el cumplimiento estricto para todos los formatos comerciales de la normativa laboral, de consumo y de salud laboral porque se observan "incumplimientos que no están controlados".

La leyenda urbana de que los comercios asiáticos tienen ventajas fiscales la ha desmentido la Agencia Tributaria a la CECA, según Reina, que insistió en que hay otras muchas obligaciones que también deben cumplir.

Un muestreo realizado por técnicos de la CECA en comercios asiáticos en Andalucía -han visitado 467 con una superficie de media superior a los cien metros cuadrados-, constata que la mayoría no tiene visible el horario de apertura y cierre, no dispone de hojas de reclamaciones y no cumple la normativa de seguridad e higiene porque en muchos casos mezclan los productos de alimentación con otros.

Además, la CECA cree que esos comercios tienen que acatar otras normas como que los productos no sean falsificados y de calidad, respetar la normativa de defensa de los consumidores y que sus trabajadores estén dados de alta en la Seguridad Social.
"No es un fenómeno anecdótico", apostilló el técnico de CECA, quien alertó de la proliferación de estos bazares en los últimos cinco años y señaló que en los dos últimos han avanzado en calidad y especialización, sobre todo en textil y hostelería.

"El mercado chino está mudando su piel", explicó Reina para dejar constancia de que cada vez está más especializado y la tendencia es que vaya a más, mientras que sus comienzos hace unas dos décadas se limitaba a superficies comerciales donde vendían bienes sustitutivos de peor calidad. En estos años el comercio regentado por asiáticos se ha sabido aprovechar de la crisis económica, que ha provocado el cierre de muchos negocios tradicionales, y eso les ha llevado a emplazamientos estratégicos como las zonas comerciales de las ciudades, y también han ganado en tamaño de superficie. Esto genera una "depauperización" de la calidad de muchas calles comerciales, apuntó la CECA.

Los bajos precios que ofrecen también son un atractivo en esta época de crisis y de restricción del consumo, ya que la "tiranía del precio" hace que muchos ciudadanos se inclinen por comprar en estas tiendas, según apuntó Jesús Reina.

  • 1