sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Local

Exigen revocar los contratos de Sacyr tras la ofensa por el PER

Sindicatos, partidos y Junta creen impresentables los insultos de Rivero.

el 16 jun 2010 / 20:09 h.

TAGS:

Los sindicatos CCOO y UGT fueron los más contundentes y pidieron a las administraciones públicas que suspendan cualquier tipo de adjudicación de obras a Sacyr en Andalucía. Es consecuencia de las declaraciones del presidente de la compañía, Luis Del Rivero, quien apostó por "combatir estructuralmente" el pago del subsidio agrario en Andalucía y Extremadura, porque "fomenta la vagancia" y "tiene un efecto psicológico terrible".

Llueve sobre mojado. Las declaraciones del presidente de Sacyr -que llegó a comparar Andalucía con "una reserva apache"- han vuelto a poner en pie a todos los representantes políticos y agentes sociales en Andalucía. No ha sido el primero. En los últimos meses se han sucedido las críticas contra el subsidio agrario. El penúltimo, el nacionalista catalán de CIU Duran i Lleida, que aseguró que "esa subvención se utiliza después como instrumento cautivo del voto".

Según el dato de marzo, 124.900 andaluces cobraron el subsidio agrario. Los jornaleros cobran el 75% del salario mínimo -unos 330 euros durante medio año-, una cifra que está incluso por debajo de los 426 euros que abona el Gobierno para los parados que hayan agotado su prestación por desempleo.
Sacyr tiene importantes concursos públicos adjudicados en Andalucía. Según datos oficiales, tiene adjudicado un tramo del tranvía de la Bahía de Cádiz (50 millones de euros); la autovía de peaje de Las Pedrizas, en Málaga; la construcción de las setas en La Encarnación, en Sevilla, o el metro de esta ciudad. En declaraciones a Europa Press, el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, consideró "irreverentes, indignantes y bochornosas" las declaraciones efectuadas por una persona "que está al frente de una empresa de la envergadura de Sacyr". Consideró que estas palabras "atacan la dignidad de los andaluces y no merece ser persona grata en Andalucía", por lo que pidió a las administraciones públicas que "no adjudiquen más obras a quien piensa así de los andaluces". "Las administraciones deberían tomar una decisión y no hacer ninguna concesión de obras, que supone dinero público, a quien piensa así de los andaluces", agregó.

Por su parte, UGT-A manifestó su "rotunda indignación y repulsa" por el "insulto a los trabajadores y a Andalucía" realizadas por Del Rivero, cuyas declaraciones "menosprecian la incidencia e importante función que en estos 30 últimos años dicho subsidio ha tenido para el desarrollo en el medio rural de la comunidad". Por ello, UGT-A exigió al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y a su consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar, que "revisen cualquier tipo de relaciones que mantengan con esta empresa, con el objeto de su suspensión, dentro del marco legal establecido". El Gobierno andaluz eludió pronunciarse sobre esa posibilidad pero sí que varios consejeros replicaron con duras críticas al presidente de Sacyr. El consejero de Economía, Antonio Ávila, consideró que sus "se acercan a la barbaridad". "Aquí no hay vagos, los andaluces trabajan como cualquier otro trabajador español", avisó el consejero de Gobernación, Luis Pizarro.

El portavoz del PSOE-A , Mario Jiménez, le recordó que Andalucía ha aportado "mucha riqueza" a su empresa. Sus palabras pudieron deberse, dijo, a que tuvo una "sobremesa más larga de la cuenta". "Quiero pensar que esa es la razón que le ha llevado a decir semejante salvajada", apuntó.El presidente del PP-A, Javier Arenas, aseguró que esta prestación es "absolutamente necesaria" en muchos sitios de Andalucía e hizo hincapié en la necesidad de "luchar contra los tópicos cada día". Pidió que "cuando se hable de esta tierra se haga con fundamento y sin ligereza". El coordinador regional de IU, Diego Valderas, remitió una carta al presidente de Sacyr donde le traslada que sus declaraciones son "injustas, insolidarias y desafortunadas". Le recuerda el aval de 200 millones que Sacyr recibió del Gobierno murciano.

Sacyr declinó, a petición de este periódico y a través de su departamento de comunicación, realizar cualquier declaración sobre este asunto.

  • 1