Local

Experiencia inolvidable

Vivir una semifinal de Copa en San Mamés es una experiencia inolvidable. La de mañana, además, posiblemente sea la última que acoja la Catedral, que como Vizcaya entera se está engalanando con los colores rojiblancos para hacer del Bocho una caldera a presión ...

el 15 sep 2009 / 23:27 h.

Vivir una semifinal de Copa en San Mamés es una experiencia inolvidable. La de mañana, además, posiblemente sea la última que acoja la Catedral, que como Vizcaya entera se está engalanando con los colores rojiblancos para hacer del Bocho una caldera a presión que sacie el hambre de los leones por disputar otra final copera después de 25 años de ayuno.

La afición ruge pero no mete goles y, aunque habrá que estar muy pendientes del árbitro, el Sevilla es infinitamente superior (11 victorias de 12 enfrentamientos) y además llega con un 2-1 de ventaja, aunque deberá sacar a relucir toda su casta y agallas para hacer buenos los pronósticos que le dan como favorito.

  • 1