Economía

Expertos ven inevitable una subida de impuestos para atenuar el déficit

El aumento en el gasto público provocado por el incremento del paro y la inversión en infraestructuras, además de la caída en la recaudación fiscal que ha traído la crisis y que ha hecho dispararse el déficit, harán inevitable, según los expertos, que el Gobierno suba los impuestos.

el 16 sep 2009 / 07:35 h.

El aumento en el gasto público provocado por el incremento del paro y la inversión en infraestructuras, además de la caída en la recaudación fiscal que ha traído la crisis y que ha hecho dispararse el déficit, harán inevitable, según los expertos, que el Gobierno suba los impuestos.

El ministro de Fomento, José Blanco, abrió la pasada semana un debate sobre esta cuestión al sugerir que en el actual contexto económico debería haber una subida impositiva para las rentas más altas. No obstante, varios expertos consultados por Efe prevén que el aumento que decida el Gobierno, y que podría incluir en los Presupuestos Generales del Estado de 2010, afectará de modo importante a las clases medias.

Coinciden, además, en que ante la posibilidad de que a finales de año el déficit público llegue al 10% del PIB, las únicas dos opciones que le quedan al Ejecutivo son reducir el gasto público o aumentar algunos tipos impositivos.

En opinión de Juan Carlos Martínez Lázaro, analista de IE Business School, lo que hizo el ministro de Fomento fue "lanzar mensajes a navegantes" y preparar el terreno, "porque eso se va a hacer tarde o temprano".

Martínez Lázaro no cree que el Gobierno vaya a reducir el gasto público", sino que subirá inicialmente el Impuesto sobre la Renta, además de los tributos especiales, porque es una medida que "encaja" dentro del discurso del Ejecutivo central.

Añadió que si el Gobierno no ha subido ya el IVA es debido al coste político que le hubiera supuesto, pero se mostró convencido de que este impuesto acabará elevándose hasta el 18% -el tipo máximo- al final de esta legislatura.

El economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, advirtió, no obstante, de que si el Gobierno se decide a subir el IVA, tendrá que hacerlo gradualmente para no perjudicar más la evolución del consumo, que lleva cayendo varios trimestres.

En cuanto al IRPF, Díez señaló que se tendría que limitar primero las ayudas extraordinarias, sobre todo algunas que las rentas altas no necesitan, como la de 2.500 euros por nacimiento o adopción. Sin embargo, aclaró que si se suprimen o limitan todas las ayudas para las rentas bajas, "el consumo se hunde y la economía podría volver a recaer".

Consideró que la teoría del Partido Popular de que una bajada de impuestos mejoraría la recaudación no ha funcionado, excepto cuando el propio PP la puso en marcha en el año 1997 y los ingresos crecieron, aunque fue debido, según este analista, a la entrada del euro y a la caída de los tipos de interés.

Desde BNP-Paribas-Fortis, un analista señaló que el alza brusca del IVA podría ser contraproducente porque el consumo se vería perjudicado.

Este experto, que ve inevitable una subida de impuestos, no cree que el Gobierno vaya a recortar las ayudas extraordinarias, y por eso considera que deberían endurecerse las condiciones para recibirlas, de forma que haya menos gente con acceso a ellas.

Según el informe La política fiscal en un entorno de crisis del BBVA, el impuesto que tiene menores efectos distorsionadores es el IVA, por lo que un aumento de la imposición indirecta tendría efectos positivos sobre el ahorro y no afectaría a la competitividad de los bienes nacionales.

En este estudio, firmado por el economista jefe en España y Europa, Rafael Domenech, se alerta en cualquier caso de que la subida de los impuestos es insuficiente como única medida para bajar el déficit público, que se ha disparado por la crisis.

  • 1