Local

Expulsiones de dos velocidades

La asamblea de IU de Camas pide la expulsión de sus filas del alcalde de esta ciudad, Juan Pazos. Una patada que nunca llegó a sentir su antecesor, Agustín Pavón, imputado por un presunto soborno por el que se le llegó a abrir expediente en 2005.

el 16 sep 2009 / 00:20 h.

TAGS:

La asamblea de IU de Camas pide la expulsión de sus filas del alcalde de esta ciudad, Juan Pazos. Una patada que nunca llegó a sentir su antecesor, Agustín Pavón, imputado por un presunto soborno por el que se le llegó a abrir expediente en 2005.

La propuesta de expulsión de Pavón la paralizó la comisión de garantías de IU, y de hecho Pavón es hoy día el coordinador local de esta coalición de izquierdas. Se trata de un frenazo que contrasta con la velocidad de la expulsión de Pazos, quien en pocos meses pasó de ostentar el cartel de fiel sucesor al de inminente víctima de una purga en el partido. Del trámite de expulsión de Pavón no se volvió a saber más, pero para la de Pazos se está corriendo a buen ritmo.

La diferencia de velocidades en los dos casos es reflejo de discrepancias a más alto nivel en la coalición de izquierdas: el sector de IU que sostiene al ex alcalde lo lidera su coordinador regional, Diego Valderas. Y al actual alcalde lo defiende la dirección provincial saliente -que se retirará previsiblemente en 30 ó 45 días- y cuya voz más destacada es la del todavía coordinador provincial, Sebastián Martín Recio.

Más allá de estas lealtades familiares -moneda común en todos los partidos- es difícil hallar un hecho que justifique la caída en desgracia de Pazos cuando su política es similar a la de otros alcaldes de IU. En este sentido, el pecado capital de pactar el gobierno local con el PSOE es una falta compartida con otro alcalde de IU que no ve su silla movida: José Luis Vega, en el municipio de La Algaba.

Éste, al igual que el alcalde de Camas, también rompió previamente un gobierno local IU-PP. La coalición de izquierdas por su parte sostiene a un puñado de alcaldes del PSOE en la provincia, empezando por la propia Sevilla.

En todo caso, las acusaciones de la asamblea de IU de Camas se refieren a una "falta grave" por no haber consultado con ella ese pacto de gobierno, como explica la mano derecha del coordinador local de la federación, Francisco Lucenilla.

En paralelo, Pavón es el único líder de IU en Camas que todavía arrastra una mancha como su imputación en el caso Camas, por la que el fiscal pide año y medio de prisión por presunto cohecho. Lucenilla explica que ese caso fue "diferente" porque la figura de la suspensión cautelar de militancia no existía en los estatutos de IU de 2005, cuyo código ético, en cambio, recomendaba apartar de los cargos públicos a militantes imputados. Valderas, por su parte, ha rehusado entrar en comentar las expulsiones: "Esos son temas que no interesan a nadie".

Por contra, Martín Recio sí entra y ataca al coordinador regional:"Valderas ha expulsado a un millar de militantes en Bollullos del Condado, en Almería, en Mengíbar... y así no se solucionan los problemas de IU, sino que se crean divisiones que luego son muy difíciles de sellar". En el caso de Camas habló directamente de "sinrazón" porque el alcalde "está cumpliendo su papel y el programa de IU".

En este contexto, Pazos ha recurrido su expulsión a la comisión provincial de garantías de IU, y todavía puede hacerlo ante la regional y la estatal. Y si todo falla, pedirá "amparo en los tribunales por un atentado grave a los derechos que tiene cualquier persona".

El regidor se siente "perplejo" por el frenazo a la expulsión de su antecesor y por las "irregularidades" que ve en la asamblea que pidió su cabeza en septiembre de 2008. En cuanto a su caso, expresa: "No entiendo por qué Valderas se mete en estos laberintos en vez de escuchar las dos versiones". Finalmente, reclama al coordinador regional que al menos lo "escuche".

  • 1