Local

Exteriores aclara que tenía datos de secuestros "inminentes"

El Gobierno recuerda que el regreso es "voluntario" y que, en caso de ser secuestrados, el perjuicio no es solo para los afectados sino para el país entero.

el 30 jul 2012 / 12:10 h.

TAGS:

La decisión del Gobierno de repatriar a los cooperantes españoles de los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia) responde a la existencia de un plan "inminente" de secuestrar a algunos de estos compatriotas, ha revelado el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo.

Frente a las críticas que algunas ONG han lanzado respecto de esta repatriación, el ministro ha recordado en rueda de prensa que el regreso a España este fin de semana de 13 cooperantes españoles desde Tinduf es "voluntario". De hecho, un cooperante decidió quedarse.

El Ejecutivo, ha explicado, se ha limitado a "alertar del riesgo" y ofrecer a los cooperantes la repatriación "cuando ha tenido indicios racionales de que se planeaba un secuestro de cooperantes españoles en los campamentos de Tinduf" y una vez "verificado hasta la extenuación que esta operación era inminente".

"Si hay cooperantes que desean retornar, es su derecho, pero tienen que saber que cualquier cosa que les pase, les afectará a ellos, pero nos afectará a todos los españoles que hemos seguido con angustia el secuestro de nuestros dos cooperantes en Mali y seguimos con angustia el de las dos cooperantes que siguen en Somalia", ha avisado.

"Un secuestro es algo que afecta a las personas que son secuestradas, pero afecta al Gobierno y a toda la sociedad española", ha insistido el ministro, quien, desde que tomó posesión ha tenido que gestionar cuatro secuestros, el de los dos cooperantes raptados en Tinduf y recientemente liberados; las dos cooperantes que permanecen secuestradas en Somalia; el de un médico en Nigeria y de un juez en Libia, ambos ya resueltos.

El ministro ha subrayado que España ha trasladado tanto a Argelia como al Frente Polisario que quiere seguir "ayudando y cooperando" con el pueblo saharaui. España es el primer donante de ayuda bilateral a la población saharaui, a la que dirigió 14 millones de euros en 2011.

Por eso ha precisado que España desea que la retirada de sus cooperantes sea "temporal" y ha aclarado que mientras se prolongue, el Gobierno buscará "fórmulas para seguir atendiendo al pueblo saharaui".


 

  • 1