martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

Exteriores admite que será 'díficil' evacuar a la familia sevillana atrapada en Gaza

El Gobierno transmitió ayer a la sevillana María Velasco la dificultad que entraña su evacuación de Gaza, donde está atrapada con su familia en medio del bombardeo israelí. "Hoy me han dicho que pierda toda esperanza", lamentaba ayer la mujer, que culpa a Exteriores de haber reaccionado cuando ya era demasiado tarde. La diplomacia replica que, pese a sus esfuerzos, Israel no autoriza su salida.

el 15 sep 2009 / 20:44 h.

TAGS:

J. Alonso / I. Comesaña

El Gobierno transmitió ayer a la sevillana María Velasco la dificultad que entraña su evacuación de Gaza, donde está atrapada con su familia en medio del bombardeo israelí. "Hoy me han dicho que pierda toda esperanza", lamentaba ayer la mujer, que culpa a Exteriores de haber reaccionado cuando ya era demasiado tarde. La diplomacia replica que, pese a sus esfuerzos, Israel no autoriza su salida.

Encerrada en su casa de Jan Yunis con su marido y sus hijos Nizar, de dos años, y Halima, de 24, la sevillana decía ayer con enorme pesar que ya no tiene "ninguna" esperanza de huir del horror que vive Gaza, tras nueve días de bombardeos y dos de ofensiva terrestre israelí. Ayer no habían comido nada caliente porque llevan sin luz desde el sábado por la mañana; hace tres meses que no tienen gas, sólo guardan "mortadela y queso" para comer y en su conversación con este periódico explicó que llevan dos días sin hacer nada, sentados en el salón y alumbrándose de noche con velas.

El consulado español en Jerusalén la había llamado por la mañana y le había dicho que su evacuación es imposible. "Han empezado demasiado tarde", se queja la mujer, que vio irse el viernes a todos los extranjeros que lo habían pedido. Ella lo reclamó hace un mes, pero no hubo respuesta hasta que comenzaron los ataques. El Ministerio de Asuntos Exteriores afirma que no recibió la petición hasta el domingo 28 de diciembre y que María es la única de los 46 españoles que viven en la franja que ha pedido irse, ya que los demás tienen un arraigo mayor.

"Se han realizado todos los trámites necesarios en los últimos días", aseguraron ayer a este periódico fuentes de Exteriores, que insisten en que ha habido conversaciones políticas y negociaciones diplomáticas con Israel y Jordania que no han dado resultado. La situación ahora es "muy difícil" y hay pocas opciones de evacuarlos antes de que finalice la invasión, entre otros motivos porque puede ser más peligroso un traslado por la frontera.

Pero, al margen de que "ningún lugar en Gaza es seguro", María vive "a 50 metros de posiciones de la Yihad que están lanzando cohetes a la zona israelí, por lo que será el primer sitio al que se dirijan los ataques del Ejército a medida que avance la invasión", explica desde Madrid Ángel Abades, el novio de su hija Halima, que ya no sabe qué teclas tocar para ayudarlos.

Exteriores añade que la situación de la familia se complica aún más porque les falta documentación para abandonar el país, una traba burocrática que indigna a María y a su familia, que aseguran que cualquier papeleo podría haberse resuelto, pero no ahora, en un escenario de guerra. Aun así, la diplomacia insiste en que "se han dado todos los pasos necesarios y se seguirá intentando su evacuación, pero hay una invasión y la situación no es fácil".

María, casada con un palestino al que conoció en Sevilla, donde él estudió Medicina, vive en Gaza desde 1996 y viaja a España cada año por vacaciones, según explica el novio de su hija. La familia de María es de El Saucejo, pero se mudó cuando murió el padre; la madre, muy anciana, vive en el Polígono Norte, aunque María no mantiene contacto con sus parientes desde hace años, según varios familiares, que pese a ello están preocupados y confían en que no sufra daño alguno.

  • 1