Local

Extraen el lucido mosaico romano hallado en la localidad

El mosaico romano recientemente descubierto en la calle Domínguez de la Haza ha sido extraído y se encuentra ya depositado en el museo local, a la espera de su restauración.

el 15 sep 2009 / 00:21 h.

TAGS:

El mosaico romano recientemente descubierto en la calle Domínguez de la Haza, en pleno casco histórico de Carmona, ha sido extraído del pavimento limpiamente y sin desprendimientos y se encuentra ya depositado en el museo local, a la espera de su restauración.

También se le realizará un examen para dilucidar si a él corresponde un fragmento de mosaico rescatado en el siglo XIX también en este municipio.

La arqueóloga Rocío Anglada, adscrita al servicio municipal de Arqueología de Carmona, el mosaico en su totalidad, que podría datar de los siglos II o III después de Cristo, ha sido extraído del subsuelo de la calle Domínguez de la Haza "en unas 24 horas y limpiamente", con lo que la operación se habría llevado a cabo "perfectamente" y sin que la pieza haya sufrido "ningún desprendimiento".

El mosaico se encuentra ahora depositado en el museo de Carmona a la espera de una restitución planimétrica previa a un procedimiento de rehabilitación integral, según explicó la arqueóloga.

En cuanto a las labores de investigación, detalló que se centrarán en dilucidar si este nuevo mosaico, de grandes dimensiones, está vinculado a un "fragmento" de mosaico descubierto en Carmona en el siglo XIX y que formaría parte de la colección del museo local.

Este espectacular mosaico combina varios colores y, por sus características, podría haber pavimentado alguna de las estancias importantes de una casa de alto nivel económico de la Carmona romana. Tiene unos cinco metros de largo por 1,2 de ancho y conserva intacto su valor más genuino, el del emblema o figura central. Lo que no es fácil porque era lo más preciado y por lo tanto lo que más se suele expoliar.

Esta parte está focalizada en torno a una figura central enmarcada en un cuadro y que representa una alegoría del verano o, posiblemente al dios Vertumnus, un dios de origen etrusco que personifica el cambio de las estaciones. Este dios tiene la particularidad de cambiar de fisonomía según la época del año, presentándose como un segador en verano o un vendimiador en otoño, y fue pareja de Pomona, la diosa protectora de los árboles frutales.

Este hallazgo como es perceptivo fue inmediatamente notificado a la Delegación Provincial de Cultura, que detenta la tutela del patrimonio, para que se hayan podido realizar las labores de extracción de esta importantísima pieza, que se encontró al realizar unas obras.

  • 1