Local

Extraen un riñón por la vagina por primera vez en Europa

El Servicio de Urología del Hospital Clinic de Barcelona, coordinado por el Dr. Antonio Alcaraz, ha realizado la segunda extracción de un riñón a través del orificio vaginal, una nefrectomía transvaginal, en la historia de Europa. Ocurrió el pasado 27 de marzo.

el 15 sep 2009 / 02:31 h.

TAGS:

El Servicio de Urología del Hospital Clinic de Barcelona, coordinado por el Dr. Antonio Alcaraz, ha realizado la segunda extracción de un riñón a través del orificio vaginal, una nefrectomía transvaginal, en la historia de Europa.

Esta operación supone la segunda intervención de este tipo que se practica en el mundo. Ocurrió el pasado 27 de marzo, y apenas cuatro días después, los facultativos encargados de este programa de investigación en cirugía experimental han presentado todos sus detalles en el centro Clínic de la capital catalana.

La nefrectomía transvaginal permite la extracción del riñón mediante la realización de dos pequeñas incisiones de un centímetro en el abdomen del paciente. El riñón se extrae a través de otra incisión, invisible en la parte interna de la vagina. Esta innovación permite minimizar el impacto estético a la vez que disminuye el tiempo del postoperatorio y una de las razones más importantes, el dolor que sufre el paciente es menor.

Cirugía experimental. Este procedimiento médico ha sido posible gracias a un programa de investigación en cirugía experimental desarrollado por el Servicio de Urología del Hospital Clínico. Esta técnica, mínimamente invasiva, responde a un programa que pretende desarrollar la cirugía a través de los orificios naturales del cuerpo.

El Clínic de Barcelona añade con esta extracción de riñón otro logro en esta línea de cirugía experimental, tras los precedentes que consistieron en una extracción de la vesícula biliar a través de la boca y una intervención para el tratamiento del reflujo gastroesofágico. En ninguno de los dos casos fue necesario hacer incisiones al paciente y, al igual que en la nefrectonomía transvaginal, se redujo de forma considerable la estancia en el hospital y las consecuentes complicaciones.

La mujer operada, Rufina Gilo, de 66 años, sufría un cáncer en el riñón, por lo que tenía que ser extirpado. Tras la intervención aseguró encontrarse "muy bien" y reconoció que "nunca" pensó que el procedimiento pudiera ir tan rápido: "Pensé que me iban a hacer una raja grande".

Gilo comentó que tras darle de alta, tres días después de la intervención, cuando volvió a su casa "hice la comida, planché e hice una lavadora". La paciente aseguró que no albergó "miedo" cuando le propusieron realizar esta práctica pionera en Europa, dado que sabía que, de todas formas tenían que extirparle el riñón.

Con el desarrollo de este tipo de cirugía, el Hospital Clínic de Barcelona se consolida como centro de referencia en la exploración de nuevos espectros de actuación para seguir avanzando en el abordaje de la cirugía guiada por la imagen.

  • 1