Local

Facebook y Microsoft reconocen que han cedido datos al espionaje

Autoridades de EEUU pidieron a los dos gigantes información de 50.000 usuarios en solo 6 meses.

el 15 jun 2013 / 21:48 h.

TAGS:

INTERNACIONAL-PAG-1 La transparencia nunca ha dominado a la hora de que los gigantes de internet informen públicamente respecto al uso y comercialización de los datos de sus usuarios. Ahora que esas empresas están en el ojo del huracán por colaborar con el espionaje masivo e indiscriminado que desde hace al menos siete años lleva a cabo el Gobierno de Estados Unidos, ha llegado la hora de intentar lavarse las manos, paradójicamente admitiendo esa cooperación. Diez días después de que estallara el escándalo y tras negar que el Gobierno tenga “acceso directo” a sus servidores, dos de esos gigantes, Facebook y Microsoft, admitieron el acceso indirecto. Y el viernes por la noche publicaron por primera vez --y con autorización del FBI y del Departamento de Justicia--, cifras que apuntan a las dimensiones de la cooperación. La red social que creó Mark Zuckerberg admitió que entre julio y diciembre del año pasado recibió entre 9.000 y 10.000 peticiones de información de distintas autoridades (locales, estatales y federales) que afectaban a entre 18.000 y 19.000 de sus usuarios. La casa fundada por Bill Gates, por su parte, dijo haber recibido entre 6.000 y 7.000 de esas peticiones en el mismo periodo que afectaban a entre 31.000 y 32.000 de sus clientes. DATOS CONFUSOS Uno de los problemas que laten tras los datos publicados es la confusión que entrañan. Las compañías no han recibido autorización del Gobierno estadounidense para diferenciar entre peticiones que realizan autoridades locales, estatales y federales para investigaciones policiales rutinarias y judicialmente aprobadas y las que forman parte de un programa de espionaje como PRISM. Este se apoya en decisiones de la secretista Ley de Vigilancia de Espionaje Extranjero y el también y poco transparente tribunal que la aplica. Por ese motivo, otro de los gigantes informáticos salpicados por el escándalo, Google, se ha negado a publicar datos. “Siempre hemos creído que es importante diferencias distintos tipos de peticiones del Gobierno. Unir las dos categorías sería dar un paso atrás para nuestros usuarios”, aseguró en un comunicado la compañía, que ya publica un informe de transparencia. En ese documento Google separa las peticiones por países y por tipo, dividiendo las solicitudes de información que se hacen en investigaciones criminales corrientes con órdenes de busca y citaciones judiciales y las “cartas de seguridad nacional”. Facebook y Microsoft no han sido tan exquisitos y sus sendos comunicados apuntan a un intento de poner los datos en una perspectiva que les resulte favorable. El principal abogado de Facebook, Ted Ullyot, recordó que su red tiene 1.100 millones de usuarios y dijo que se hacían públicos los datos “para enterrar algunas de las afirmaciones hiperbólicas y falsas en algunas informaciones de prensa recientes sobre la frecuencia y el alcance de las peticiones de datos”. El vicepresidente y asesor legal de Microsoft John Frank, por su parte, escribió que las peticiones de información “solo impactan a una mínima fracción de la base global de clientes”. Los datos de Microsoft apuntan a un creciente uso por parte del Gobierno de las solicitudes de información. En un informe de transparencia anterior que no incluía asuntos de seguridad nacional, la compañía cifró en 24.565 el número de cuentas de usuarios afectadas por investigaciones en todo el 2012. Los datos del viernes hablan de 31.000 solamente en la segunda mitad del año, lo que claramente indica que es el espionaje el que más está intentando acceder a la información de usuarios. Microsoft mostró su aprecio por la decisión del Gobierno de permitirle publicar datos. “Con más tiempo esperamos que den más pasos”, escribió Frank. “La transparencia solo puede no ser suficiente para restaurar la confianza de la gente, pero es un gran lugar para empezar”.

  • 1