Economía

Fadesa se desploma un 33% en bolsa y despierta los fantasmas de Colonial

Los fantasmas de Colonial despertaron el viernes en la bolsa española, después de que la compañía inmobiliaria Martinsa-Fadesa se dejara en el mercado continuo hasta el 33,83%. El desplome tuvo lugar después de que la compañía informara de que ha pedido ampliar hasta el 7 de agosto el plazo para lograr un préstamo de 150 millones de euros. Foto: Gregorio Barrera.

el 15 sep 2009 / 07:49 h.

Los fantasmas de Colonial despertaron el viernes en la bolsa española, después de que la compañía inmobiliaria Martinsa-Fadesa se dejara en el mercado continuo hasta el 33,83%. El desplome tuvo lugar después de que la compañía informara al mercado de que ha pedido ampliar hasta el próximo 7 de agosto el plazo para lograr un préstamo de 150 millones de euros al que le obliga el contrato de refinanciación de 4.000 millones de euros que firmó el pasado mes de mayo.

La inmobiliaria, que controla y preside Fernando Martín, se anotó la mayor caída de una jornada de mínimos en bolsa, en la que el Íbex 35 se dejó un 3%, con lo que cerró la semana en un mínimo histórico de 9,70 euros por acción, precio casi cinco euros por debajo del que marcó la víspera.

Con la obligación de suscribir el préstamo de 150 millones, los bancos y cajas que refinanciaron a la inmobiliaria pretenden que la empresa garantice una mayor liquidez. Su incumplimiento de podría suponer por tanto "causa del vencimiento anticipado del mismo", según explicó la inmobiliaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Fuentes de la inmobiliaria indicaron que Martinsa-Fadesa negocia ya con un grupo de bancos y cajas, y con el Instituto de Crédito Oficial (ICO), la obtención de este préstamo, sobre el que aún faltan detalles por definir, por lo que ha pedido el aplazamiento para cerrarlo.

La necesidad de lograr este préstamo coincide con la apertura de la negociación de la inmobiliaria con los sindicatos para ajustar la plantilla de 880 empleados con que actualmente cuenta para adaptarla a las actuales condiciones del mercado.

En este contexto, la bolsa española se desplomó ayer el 3,03%, la quinta mayor caída de ejercicio, y registró un nuevo mínimo anual (11.383 puntos) perjudicada por la bajada de las plazas internacionales, la mala situación del sector financiero y por el récord del precio del petróleo (147,5 dólares).

El principal indicador del mercado nacional, el Íbex 35, en el que todas las empresas bajaron, cedió 356 puntos, hasta 11.383,50, nivel similar al de finales de julio 2006. Desde el comienzo del ejercicio acumula unas pérdidas del 25,02%. Por su parte, el índice general de la bolsa de Madrid cayó el 2,93%; el Íbex Small Caps, el 2,14 %, y el Íbex Medium, el 2,67%.

En cuanto a las bolsas europeas, también todas en los niveles más bajos del año, a lo que contribuía el euro, que se negociaba a 1,59 dólares, París bajó el 3,09%, Londres, el 2,82%, Milán, el 2,68%, y Fráncfort, el 2,41%.

Todos los grandes valores bajaron. BBVA cedió el 3,25%, Iberdrola, afectada por un informe negativo, el 3,09%; Banco Santander, el 2,43%; Telefónica, el 2,12%, y Repsol, el 1,57%.

Ferrovial encabezó las pérdidas del selectivo español con una caída del 7,17%, seguida de Banco Popular, que cedió el 6,89%; Abertis, el 6,34%; Bankinter, el 6,28%; Iberia, el 6,21%, y Sacyr, el 6,19%.

  • 1