Cultura

Fainé asegura que encontrará un "traje a medida" para todas las cajas

El nuevo presidente de la CECA dice que habrá «soluciones concretas»

el 21 abr 2010 / 20:09 h.

El recién elegido presidente de la patronal de las cajas de ahorros, Isidro Fainé, aseguró ayer, sobre la nueva configuración de estas entidades, que encontrarán "el traje a medida para todas las cajas" y que, aunque habrá distintas opciones, "en poco tiempo, habrá soluciones concretas".

Fainé hizo esta consideración en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por todos los miembros de la nueva Comisión Ejecutiva de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), integrada además de por él mismo, por los vicepresidentes Amado Franco, Rodrigo Rato, Braulio Medel, y Modesto Crespo, el secretario, Carlos Egea, y el director general, José Antonio Olavarrieta.

Ésta era la primera comparecencia pública de Fainé después de que en la jornada anterior el consejo de administración de la CECA le eligiese nuevo presidente de la patronal y a Amado Franco (Ibercaja), vicepresidente primero, aunque las funciones ejecutivas de la patronal las mantiene Olavarrieta.

Sobre el futuro del sector, Fainé consideró que "el tren está en marcha y yo me he subido" a él, y ello implica que habrá que discutir "temas fiscales, contables..." sobre las cajas y sus fórmulas para cumplir con las mayores exigencias de capital que supondrá la directiva Basilea III.

Vamos a buscar maneras de reforzar los recursos propios y para ello ya tenemos ideas para hacer "el traje", es decir, "no partimos de cero" y "hay muchas fórmulas" de dar recursos propios a las cajas, explicó.

Sin embargo, no quiso posicionarse sobre si defiende que las cuotas participativas -títulos similares a las acciones- deberían tener obligatoriamente los derechos políticos de los que ahora no disponen. Eso sí, aseguró que vamos a trabajar "rápido" sobre las cuotas participativas y "en tres meses podríamos tenerlo todo cerrado".

Sobre la hipótesis de que con ello se pudiera privatizar el sector, dijo "por mí nunca se privatizarían las cajas". Tampoco entró en el debate de la politización de estas entidades y el control que sobre ellas tienen los gobiernos autonómicos, cuestiones que dijo, aún no se han discutido.

Pero en la idea que sí insistió es en la defensa del modelo de las cajas de ahorros en una "época de vacas flacas", en la que aún así "todas tienen salida y saldrán bien. Y si no, al tiempo".

Siempre que hay bajada de márgenes financieros, explicó, hay que llevar a cabo "economías de escala para competir mejor y una fórmula para ello es que se produzcan fusiones". No obstante, no se pronunció sobre ninguna operación de las puestas en marcha porque las entidades son "soberanas de sus decisiones".

Y preguntado Franco si él era más partidario de que haya fusiones de cajas dentro de una misma región, el presidente de Ibercaja respondió que de ese tipo puede haber "buenas y malas".

  • 1