lunes, 22 abril 2019
03:45
, última actualización
Local

Fallece Joaquín Ruiz-Giménez, ministro y opositor de Franco

El primer Defensor del Pueblo de la democracia en España, Joaquín Ruiz-Giménez, falleció ayer a los 96 años de edad por un infarto cerebral. Ruiz-Giménez fue ministro de Educación con Franco, pero luego se distanció del régimen y aglutinó a parte de la oposición fundando la revista Cuadernos para el Diálogo.

el 16 sep 2009 / 07:48 h.

TAGS:

El primer Defensor del Pueblo de la democracia en España, Joaquín Ruiz-Giménez, falleció ayer a los 96 años de edad por un infarto cerebral. Ruiz-Giménez fue ministro de Educación con Franco, pero luego se distanció del régimen y aglutinó a parte de la oposición fundando la revista Cuadernos para el Diálogo.

Ruiz-Giménez nació en Hoyo de Manzanares (Madrid), el 2 de agosto de 1913, hijo del que fuera ministro de igual nombre de Gobernación e Instrucción Pública y alcalde de Madrid durante el reinado de Alfonso XIII. Doctor en Derecho por la Universidad de San Bernardo de Madrid, inició estudios de Filosofía y Letras, que tuvo que abandonar en 1936 por la Guerra Civil.

En agosto de 1948 fue nombrado embajador en la Santa Sede con el objetivo de preparar el Concordato, labor que interrumpió al ser designado ministro de Educación Nacional, el 16 de julio de 1951. En esta época autorizó congresos como el II de Poesía en Salamanca y el de Escritores Jóvenes, impulsado por Dionisio Ridruejo, y vivió los graves disturbios entre jóvenes pro y antifalangistas, que motivaron su cese ministerial, en 1956.

Más tarde fue designado por Franco consejero nacional, en 1957 formó parte de las Cortes, donde se opuso al proyecto de ley sobre el juramento de los funcionarios y la ley de asociaciones. Finalmente, apartado del régimen, dimitió como consejero nacional, en enero de 1965.

Ya en 1963 fundó la revista Cuadernos para el Diálogo, en un intento de apertura del régimen franquista, y que a finales de los sesenta se convirtió en plataforma de todos los sectores democráticos. En 1968 sucedió a Manuel Jiménez Fernández al frente de Izquierda Demócrata Cristiana, que pasó a llamarse Izquierda Democrática (ID), y en 1972 integró la cúpula del Equipo Demócrata Cristiano del Estado Español, reconocido en la Unión Europea Demócrata Cristiana, tras su primera reunión clandestina (1973). Tras la muerte de Franco, ID dejó la clandestinidad y Ruiz-Giménez participó en la formación de la Junta Democrática y la Plataforma Democrática.

En 1982 fue elegido primer Defensor del Pueblo por el Congreso con 304 votos a favor, y ratificado por el Senado. Promovió con el Gobierno vasco diversas medidas de reinserción social de miembros de ETA que hubieran abandonado las armas y cesó como Defensor del Pueblo al concluir su mandato de cinco años.

Retirado de la vida política, entre 1988 y 2001 fue presidente del Comité Español de Unicef, cargo que compatibilizó con el de vicepresidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). En 1994 formó parte del Comité de Honor de la Campaña Europea contra el Racismo, la Xenofobia, el Antisemitismo y la Intolerancia.

Las reacciones por el fallecimiento ayer de Ruiz-Giménez no se hicieron esperar. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, destacó el "legado de extraordinario valor cívico" para España que deja este político, a quien recuerda como un "respetado político" y una "gran persona".

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, valoró la figura del Ruiz-Giménez por su papel en la restauración de la democracia en España, mientras que el senador Manuel Fraga Iribarne lamentó la pérdida de una persona a la que siempre ha admirado.

Asimismo, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado y Unicef en España manifestaron su "profundo dolor" por el fallecimiento de un hombre que luchó por los derechos humanos y de los refugiados.

Una pequeña muestra de que fue un hombre preocupado por los demás es que dejó escrito que a su muerte no le enviasen coronas de flores y que las sustituyeran por una donación a una ONG u otra entidad benéfica.

Los restos del Ruiz-Giménez se encuentran en el Tanatorio de La Paz, ubicado en la localidad madrileña de Tres Cantos y serán incinerados hoy.

  • 1