Local

Fallece un albañil en una obra de Emvisesa tras clavarse un hierro

Marcos del Río Guirado, obrero de 33 años natural de Málaga, falleció mientras trabajaba en una promoción de viviendas de Emvisesa, aún en cimentación, en Sevilla Este.
>> El Ayuntamiento abre una investigación

el 15 sep 2009 / 11:35 h.

TAGS:

¡José, llama a una ambulancia!", gritó a su compañero después de sentir su corazón traspasado por un hierro. Marcos del Río Guirado, obrero de 33 años natural de Málaga, falleció ayer mientras trabajaba en una promoción de viviendas de Emvisesa, aún en cimentación, en Sevilla Este.

El trágico accidente se produjo en la avenida Emilio Lemos del barrio de Sevilla Este minutos antes de las seis de la tarde, hora en que la cuadrilla de obreros finalizaba su jornada laboral.

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron tanto la Policía Nacional y Local como el 061, que sólo pudo certificar la muerte de Marcos, trabajador natural de Málaga, soltero y sin hijos, y que residía junto a otro compañero de la capital malagueña en un piso de alquiler cercano a la obra.

José, su compañero de piso, muy afectado, sólo se atrevía a contar que "una chispa antes de irnos" Marcos había resbalado y se había "hincado un hierro" que le "había atravesado el corazón". Al parecer, la víctima saltó de un camión de donde descargaban mercancías para la obra, resbaló por una rampa y fue a caer sobre un hierro (en el argot, emparrillado de una losa) que sobresalía de la cimentación del edificio. Las heridas que le produjo el súbito impacto contra el hierro fueron mortales.

El obrero fallecido, que al parecer ejercía funciones de ferrallista, pertenecía a una subcontrata de la empresa Vías y Construcciones S.A., adjudicataria de una promoción de viviendas de Emvisesa situada en una manzana en el tramo final de la avenida de Emilio Lemos. En esta promoción, según reza el cartel informativo de la obra, se construyen 109 viviendas protegidas en régimen de alquiler.

La empresa se encargó de informar a la familia del fallecido de la triste noticia. Su compañero José, también perteneciente a la misma empresa, explicó con los ojos enrojecidos por el llanto que ambos se habían decidido a venir a trabajar a Sevilla porque "hay muy poco trabajo".

Hasta el lugar de los hechos, en una zona inhóspita y rodeada de otras promociones de viviendas, se desplazó la concejal de Seguridad y Convivencia del Ayuntamiento de Sevilla, Nieves Hernández, quien siguió de cerca los acontecimientos que rodearon el fallecimiento del joven obrero malagueño.

La Empresa Pública de la Vivienda, Emvisesa, convocó ayer con carácter urgente y extraordinario una comisión ejecutiva nada más conocer la muerte del trabajador. El gerente de la empresa, Juan Carlos León, se puso en contacto con la familia para trasladarle las condolencias y ponerse a su disposición, al tiempo que le comunicó que el Ayuntamiento ha abierto una investigación para determinar las causas del accidente al objeto de aclarar las responsabilidades "con la máxima dureza".

  • 1