Local

Fallece un joven al caer de un poste de luz en Utrera

La víctima, de 19 años, se subió a la estructura junto al botellódromo.

el 16 ene 2011 / 17:57 h.

TAGS:

Los Silos, con las torres eléctricas a la izquierda, en una imagen de archivo.

Un joven de 19 años, cuya identidad no se facilitó, falleció este domingo de madrugada después de precipitarse desde una torreta eléctrica a la que se había subido durante una noche de movida en el entorno habilitado como botellódromo en la ciudad y conocido como Los Silos. Todo indica que la víctima sufrió una descarga al haber trepado unos metros por el poste de luz, tras lo que salió despedido, según relataron varios testigos a la Guardia Civil.

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron agentes de la Policía Local y Guardia Civil y facultativos sanitarios del servicio de emergencias del 061, que no pudieron hacer nada por salvar la vida del joven. Éste era hijo de un guardia civil del municipio, por lo que el suceso conmocionó tremendamente a los miembros de este cuerpo, así como al resto de la ciudadanía porque es una persona muy conocida en el pueblo, según apuntaron fuentes de la investigación. En concreto, su padre trabaja para el servicio de protección de la naturaleza de la Guardia Civil de Utrera, el conocido como Seprona.

El suceso se produjo en torno a las 2.15 horas, que fue cuando el servicio de emergencias del 112 recibió varias llamadas alertando de que un joven se había caído de una torreta eléctrica, a la que en principio se habría subido por diversión, y permanecía inconsciente en el suelo. La Policía Judicial de Utrera se hace cargo de la investigación para esclarecer todas las circunstancias del suceso, mientras que el cuerpo fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Sevilla para serle practicada la correspondiente autopsia y aclarar si el motivo del fallecimiento fue la electrocución o la propia caída.

Por su parte, el alcalde, Francisco Jiménez (PA), mostró su pesar por el suceso que "no tiene lógica" y que causó la muerte de una persona que estaba empezando a vivir y que tiñó de luto una noche en este punto de encuentro para los jóvenes de Utrera, después de que hace un par de años fueran habilitados como centro sociocultural con el correspondiente entorno para hacer botellona, tal y como exige la ley con el fin de garantizar la conciliación del derecho al ocio y al descanso en la ciudades. De hecho, el de Utrera fue el primero que se inauguró en Andalucía.

  • 1