Local

Fallece una mujer tras un fuego declarado en su casa

Una vecina de Utrera, de 59 años de edad, y cuya identidad no ha trascendido, falleció en la tarde de ayer como consecuencia del incendio que se originó en el interior de su vivienda situada en la calle Zorrilla número 26, en la utrerana barriada de San Joaquín.

el 15 sep 2009 / 19:37 h.

TAGS:

Una vecina de Utrera, de 59 años de edad, y cuya identidad no ha trascendido, falleció en la tarde de ayer como consecuencia del incendio que se originó en el interior de su vivienda situada en la calle Zorrilla número 26, en la utrerana barriada de San Joaquín.

Según indicaron fuentes municipales, el suceso se produjo pocos minutos antes de las tres de la tarde, cuando los servicios de emergencia recibieron un aviso por parte de los vecinos de la difunta, quienes alertaron de la presencia de llamas en su domicilio e intenso humo que salía al exterior, procedente de las ventanas y puertas. Inmediatamente, se personaron en el lugar de los hechos varias dotaciones con efectivos de los Bomberos, Protección Civil, Policía Local y Guardia Civil, junto a los miembros del Servicio Andaluz de Salud, quienes acudieron para sofocar las llamar y rescatar a la mujer.

La víctima que, según los propios vecinos, residía sola, se encontraba refugiada en la bañera del cuarto de baño existente en la vivienda, lo que complicó el acceso de los Bomberos para proceder a su salvamento. Cuando lograron localizarla, la propietaria de la casa se encontraba todavía con vida, siendo trasladada entonces en ambulancia hasta el Centro Hospitalario de Alta Resolución (CHAR) de Utrera, donde fue atendida de las heridas que presentaba por inhalación de humo.

Sin embargo, a pesar de los intentos para salvarle la vida, la mujer terminó muriendo. Todo apunta a que, como indicó el Servicio de Emergencias 112, el fallecimiento se haya producido a consecuencia de la aspiración de dióxido de carbono, que se desprendió fruto del fuego que se originó en el domicilio. Junto a ella, también perdieron la vida sus dos mascotas, unos perros que la acompañaban en la vivienda en el momento del siniestro, y que residían con dicha mujer.

Sobre el origen del incendio, parece ser que se produjo en una estufa situada en el salón del domicilio, lo que prendió a la ropa de la mesa camilla y, de ahí, al resto de la habitación, dejándola "totalmente calcinada", según explicaron las mismas fuentes municipales. Además de esta dependencia, situada en la planta inferior de la casa, también fue afectada buena parte del resto de la vivienda, a donde alcanzaron las llamas.

Tras conocerse el suceso, fueron numerosos los curiosos que se acercaron hasta el domicilio para conocer in situ el desenlace de este trágico suceso donde pereció esta utrerana.

  • 1