Local

Fallecen diez trabajadores en accidente laboral en sólo dos días

En sólo dos días han fallecido en España diez trabajadores en accidente laboral. Los tres últimos siniestros sucedieron ayer en Santesteban (Navarra), Lleida y Santa Cruz de la Zarza (Toledo). En el siniestro de Navarra pereció J.M.J., de 37 años. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 05:29 h.

TAGS:

En sólo dos días han fallecido en España diez trabajadores en accidente laboral. Los tres últimos siniestros sucedieron ayer en Santesteban (Navarra), Lleida y Santa Cruz de la Zarza (Toledo).

En el siniestro de Navarra pereció J.M.J., de 37 años, tras quedar atrapado bajo el remolque de un vehículo dumper, mientras trabajaba en la construcción de una vivienda.

El segundo accidente mortal ocurrió en una zona rural de Coma i La Pedra (Lleida), cuando por motivos que todavía se desconocen, el fallecido se cayó por un terraplén mientras estaba trabajando en un encofrado. El último sucedió cuando el conductor de una pala excavadora fue arrollado por un tren de pasajeros en un paso a nivel sin barreras a la altura de Santa Cruz de la Zarza.

Pero estos dos siniestros no han sido los únicos en las últimas horas, ya que el lunes se produjeron otros cuatro accidentes mortales: en Segovia, León, Lugo y Valencia.

El de Segovia tuvo lugar en el municipio de El Espinar, donde un pintor pereció tras caer de una escalera. En León, falleció B.Á.S., mientras realizaba labores de vigilancia en la mina Eloy Rojao, al derrumbarse una balsa de contención. El de Lugo, a la altura de Taboada, fue un accidente de tráfico in itinere (el que se produce en el trayecto de casa al trabajo o viceversa), en el que murió un trabajador portugués al salirse de la vía la furgoneta en la que viajaba.

Valencia. Pero, sin lugar a dudas, el siniestro más grave fue el ocurrido el lunes en Valencia, en el que perecieron cuatro operarios que trabajaban en la construcción del nuevo estadio del Valencia, cuyas obras estuvieron ayer paralizadas. El suceso se produjo por la caída del andamio y la placa de encofrado, debido a la rotura de un tornillo de grandes dimensiones. No hubo fallo humano.

  • 1