Deportes

Fazio, de esperanza a decepción

Para Federico Fazio la temporada ya ha acabado. Su bajo rendimiento primero y sus problemas en el tobillo después lo han sumido en la intrascendencia en un año en el que el sevillismo y, sobre todo, la dirección deportiva esperaban mucho de él.

el 16 sep 2009 / 02:45 h.

Para Federico Fazio la temporada ya ha acabado. Su bajo rendimiento primero y sus problemas en el tobillo después lo han sumido en la intrascendencia en un año en el que el sevillismo y, sobre todo, la dirección deportiva sevillista esperaban mucho de él.

Tan cierto es que Federico Fazio, por coste y por juventud, sigue teniendo un futuro prometedor como que su evolución esta temporada se ha estancado, sobre todo a vista de los aficionados y del club, que esperaba que esta campaña fuera la de su confirmación en la élite. Al final, se ha acabado convirtiendo en la del frenazo en su trayectoria.

El final de la temporada 2007/08 que firmó provocó que en la entidad contarán con él en la planificación al más alto nivel. De hecho, se esperaba que tuviera una participación decisiva en el centro del campo, dado el rendimiento que había ofrecido en partidos de la campaña anterior como pivote defensivo. Pero realmente sus números esta campaña son desoladores. En la Liga tan sólo ha disputado 16 partidos, de ellos sólo siete como titular y sólo cinco completos. En la anterior campaña, su primera en la élite tras disputar media Liga con el filial en Segunda División B, participó en 22 y anotó tres goles.

Manolo Jiménez, al comienzo de la presente temporada, atribuyó ya su bajo nivel a la falta de pretemporada, ya que Fazio, como Lautaro Acosta, participó en los Juegos Olímpicos de Pekín con Argentina, por lo que no pudo trabajar con el Sevilla prácticamente hasta el mes de septiembre. Eso le costó partir con desventaja con respecto a sus compañeros, y de hecho en las primeras 10 jornadas de campeonato tan sólo disputó 166 minutos distribuidos en cinco partidos.

Su mejor momento de la temporada lo ha atravesado esta campaña durante el mes de febrero, en el que disputó hasta cuatro partidos, todos ellos como titular. De hecho, fue partícipe de las victorias ante el Espanyol, el Atlético de Madrid y el Athletic Club, tres consecutivas. Pero después desapareció hasta disputar 11 minutos ante el Recreativo de Huelva. Las razón de estas intermitencias ha sido su artritis en el tobillo izquierdo, donde ha sufrido dos lesiones esta misma Liga.

Ahora mismo, Fazio tiene el tobillo infiltrado y su próxima evolución se realizará en dos semanas. Aunque en el club aseguran que su caso es menos grave que el de Acosta, tampoco cabe descartar la intervención, si bien sería más liviana que en el caso de su compatriota. Todo encaminado a que la próxima temporada el decepcionante Fazio de esta campaña dé paso al que ilusionó en la pasada.

  • 1