Deportes

Federer ganó a Roddick y espera a Nadal o Verdasco

El suizo Roger Federer no falló y con una victoria 6-2, 7-5 y 7-5, en dos horas y siete minutos, se clasificó para disputar la final del Abierto de Australia, su decimoctava final de un Grand Slam. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 21:55 h.

El suizo Roger Federer no falló y con una victoria 6-2, 7-5 y 7-5, en dos horas y siete minutos, se clasificó para disputar la final del Abierto de Australia, su decimoctava final de un Grand Slam. Su rival saldrá de la semifinal española que disputan Rafa Nadal y Fernando Verdasco.

Vencedor en las ediciones del 2004, 2006 y 2007, Federer luchará el domingo contra un zurdo, el ganador del encuentro entre Rafael Nadal y Fernando Verdasco, del que saldrá el cuarto español en la historia que intentará el título en este Grande.

Contra el de Manacor tiene un balance desfavorable de 12-6 y con el madrileño un positivo de 2-0 en partidos oficiales, aunque le acaba de ganar este año en la exhibición de Kooyong, antesala de este Abierto. "Rafa es el favorito, pero Fernando es un jugador peligroso, ya lo demostró en Kooyong hace dos semanas y aquí", dijo Federer sobre la pista, en la que una victoria más le supondría igualar los 14 Grand Slams de Pete Sampras. Federer parece lanzado, tras vencer al checo Thomas Berdych en cinco sets en octavos. Después de pasarlo mal ha sumado ya dos victorias sin ceder un set, eliminando al argentino Del Potro en una gran exhibición con solo tres juegos cedidos, y ahora a Roddick, con 12 en el camino. Federer parece haber recuperado la fórmula de nuevo.

El suizo fue eliminado el pasado año por Djokovic en semifinales pero este año ha sido Roddick, el calor y los calambres los que impidieron que se repitiera esta semifinal, al retirarse el serbio, defensor del título, en cuartos ante el americano.

Pero en el primer Grand Slam del año el de Omaha no ha podido con el juego del suizo, que ahora domina más aún los enfrentamientos por 16-2. Con el techo de la Rod Laver Arena abierto, pues por la tarde bajó la temperatura, Federer no cedió ni una sola vez su saque, a pesar de que Roddick dispuso de tres oportunidades para romperle, y el americano lo perdió en cuatro ocasiones, después de 13 oportunidades.

Tras la victoria, Federer dejó clara su preferencia de rival para la final: "Depende de lo que uno busque, pero me gustaría jugar contra Fernando, porque nuca ha disputado una final de Grand Slam antes y yo tendré una ventaja extra allí", señaló.

"Jugar contra Rafa es más excitante desde luego, por nuestra historia y rivalidad jugando tantas finales de Grand Slams. Él es el mejor jugador del mundo por el momento y eso haría que el partido fuera intrigante", apuntó.

En el partido de hoy ante Verdasco, Rafa Nadal disputará su partido número 100 en un Grand Slam. El manacorí, tetracampeón de Roland Garros y vencedor del pasado Wimbledon, tiene un balance de 85 victorias y 14 derrotas en los 'grandes'. Hoy disputa su segunda semifinal en cinco participaciones en Australia y ha vencido 19 de los 23 partidos que ha disputado en esta cita.

  • 1