Deportes

Federer ni suda ante Mannarino

El suizo Roger Federer derrotó ayer con comodidad al francés Adrian Mannarino. Pasó también a tercera ronda, aunque con sufrimiento, Nico Almagro, mientras que por falta de luz aplazaban el partido de David Ferrer ante el estadounidense Harrison con el alicantino en problemas.

el 23 jun 2011 / 21:12 h.

Federer se enfrentará en la tercera ronda al argentino David Nalbandian, cabeza de serie número 28, a quien ha ganado en 10 de las 18 ocasiones en las que se han enfrentado.

El suizo dijo tras el partido contra Mannarino que será "muy duro" el partido contra Nalbaldian.

"Solía jugar mucho contra él, aunque ahora no lo hago tan a menudo. Todavía es uno de los grandes jugadores de mi tiempo, junto a (Marat) Safin y (Andy) Roddick", afirmó Federer. Sobre su rival de ayer, Federer dijo que "lo hizo bien" y que tiene "mucho potencial, como muchos de los jugadores franceses".

Bajo el techo de la Central de Wimbledon, que le evitó los retrasos y parones que sufrieron quienes jugaron en las pistas exteriores, el suizo saltó a la hierba a la hora prevista y, en apenas 25 minutos, ya se había anotado la primera manga por 6-2, con una gran efectividad en los primeros servicios (75 por ciento) y sin prácticamente cometer errores no forzados.

El suizo, letal en sus subidas a la red (93 por ciento de efectividad hasta ese momento), no dejó opciones a su rival en el segundo set, que se volvió a anotar por 6-2.

Con un rival prácticamente rendido, el número 3 del torneo concluyó un partido plácido marcando un 6-2 en el tercer y definitivo parcial.

El suizo, vencedor en el All England Club en 6 ocasiones, sigue adelante en un campeonato en el que aspira a igualar el récord que ostentan el estadounidense Pete Sampras y el británico William Renshaw, que ganaron Wimbledon en siete ocasiones.

Federer también tiene la oportunidad en este torneo de superar al español Rafael Nadal en el ránking, algo que sucedería en el caso de que el suizo se hiciera con el campeonato y Nadal no lograra acceder a la final.

Por tercera vez en su carrera, este año Federer no ha jugado ninguno de los torneos sobre hierba que habitualmente sirven a los tenistas para acostumbrarse a esa superficie antes de comparecer en Wimbledon, después de los torneos sobre tierra.

Nicolás Almagro se clasificó para la tercera ronda tras superar al estadounidense John Isner por 7-6(3), 7-6(5), 6-7(5) y 6-3, en dos horas y 36 minutos.

Su adversario le obligó a debatirse en tres desempates a vida o muerte para resolver la cita, que se prolongó hasta el cuarto set y tuvo que ser interrumpida en dos ocasiones a causa de la lluvia.

Curiosamente ambos se enfrentaron en la pista 18 del All England Club, provista de una placa conmemorativa por ser el escenario donde Isner protagonizó el año pasado junto al galo Nicolas Mahut el partido más largo de la historia del tenis (con once horas y cinco minutos).

Lejos de querer repetir esa popular hazaña con el estadounidense, Almagro trataba de salir ileso lo antes posible de su segunda ronda para llegar fresco a la cita con el vencedor del encuentro que disputan en estos momentos el ruso Mikhail Youzhni y el indio Somdev Devvarman. Isner no se lo permitió.

Muy animado por sus seguidores españoles con gritos de "Vamos, Nico", "Venga, que ésa es tuya", Almagro demostró ser el más sereno de los dos rivales, capacidad que le sirvió para sacar adelante dos desempates.

Sólo en una ocasión antes, Almagro había alcanzado la tercera ronda de este Grand Slam. Fue en 2009, cuando Robin Soderling se cruzó en su camino y le impidió llegar a octavos.

Después del mal recuerdo del año pasado, derrotado en primera ronda por Andreas Seppi, Almagro vuelve a tener ante sí la opción de superar su marca en este torneo.

El partido que enfrentaba al español David Ferrer, séptimo favorito en el torneo y el estadounidense Ryan Harrison, fue suspendido por falta de luz, cuando el marcador veía ventaja del norteamericano por dos sets a uno. En el momento de la suspensión, el marcador indicaba ventaja de Harrison, por 7-6 (6), 1-6 y 6-4, con dos horas y doce minutos de juego, quedando la decisión final aplazada hasta mañana.

El partido ya se había visto interrumpido en dos ocasiones esta tarde a causa de las ligeras precipitaciones que, a ratos, caían sobre Londres.

El primer set había caído del lado del norteamericano en el decisivo decimotercer juego, pese a que Ferrer había roto el servicio de Harrison (n.122 ATP) en el primer servicio.

Sin embargo, el estadounidense le devolvió la ruptura del saque, igualando y forzando el decisivo decimotercer juego, en el que se impuso (8 a 6), haciéndose Harrison de forma consecutiva con los últimos cuatro puntos. El último de ellos, con un saque directo que se midió a 206 kilómetros por hora.

La experiencia y su capacidad de luchar hizo a Ferrer sobreponerse en la segunda manga, donde desplegó su mejor tenis y ello le llevó a hacerse con el parcial por un concluyente 6-1.

En el tercer set volvió a bajar la efectividad de Ferrer y pronto Harrison se lo hizo pagar, al romper el saque del español y adquirir una ventaja que sería decisiva para hacerse con la magna, por 6-4. Tras ello, se paró el partido ante la falta de luz.

En el cuadro femenino, la china Na Li, tercera favorita y campeona este año en Roland Garros, fue eliminada por la alemana Sabine Lisicki, que se impuso por 3-6, 6-4 y 8-6 en dos horas y diez minutos.

Lisicki, que rompió a llorar de emoción en cuanto terminó el partido, se enfrentará en la tercera ronda de este Grand Slam a la japonesa Misaki Doi, que derrotó a Jie Zheng, también con nacionalidad china.

Era la segunda vez en que Na Li y Lisicki se medían en la pista y en su anterior encuentro fue la germana quien se proclamó ganadora, en Stuttgart este mismo año, cuando superó a la asiática por 6-4 y 7-5.

 

 

  • 1