Deportes

Federer se exhibe para alcanzar la final de Australia

La maestría y determinación del suizo Roger Federer se exhibió de nuevo en la Rod Laver Arena para lograr su quinta final del Abierto de Australia al vencer de forma aplastante al francés Jo-Wilfrid Tsonga, por un claro 6-2, 6-3 y 6-2. Le espera Andy Murray.

el 29 ene 2010 / 22:21 h.

Federer golpea de revés.

Rápido de piernas, con soltura en sus golpes, y con un Tsonga que pareció dolerse en los abdominales, el suizo no tuvo problemas para marcar su vigésimo segunda final del Grand Slam y colocarse a tiro de ganar por cuarta vez el Abierto de Australia, con una victoria sobre el francés en 88 minutos.

Treinta y tres golpes ganadores, un servicio inmaculado y sólo trece errores no forzados fueron la tarjeta de visita de la perfecta y engrasada maquinaria suiza, que ahora tendrá la oportunidad de ganar su título número 40 en pista dura y el 62 de su carrera.Tsonga, finalista en la edición de 2008, pareció acomplejado por el juego de su rival, y distó mucho de ser el jugador aguerrido y batallador que acabó con el español Nicolás Almagro en octavos y con Djokovic en la ronda siguiente. Después de realizar uno de los mejores partidos del Abierto de Australia, Federer explicó sus sensaciones durante el partido."Me sentí perfecto desde el principio. Estaba golpeando la bola bien incluso en el precalentamiento. Esta noche ha sido una de esas noches en las que sentí que tenía un tiempo extra para pensar dónde iba a jugar", expresó el suizo.

Federer no quiere ahora desaprovechar la ocasión y desea ganar por cuarta vez el Abierto de Australia, con lo que se convertiría en el quinto jugador en hacerlo junto con Roy Emerson (seis veces), Andre Agassi, Jack Crawford y Ken Rosewall (cuatro).
"Siento la necesidad de que después de haber pasado tres semanas aquí no quiero dejar pasar un partido. Realmente estoy donde quiero estar y volver a la final de un Grand Slam proporciona una emoción increíble", comentó.

En cuanto a la final de mañana, el suizo le pasó toda la presión a su rival, el británico Andy Murray. "No creo que la presión esté sobre mí porque yo ya he ganado. El necesita la victoria más que yo, así que tendrá mucha presión encima. Habrá que ver cómo la maneja. No va a ser fácil para él", aseguró el tenista suizo.

La estadounidense Serena William y la belga Justine Henin protagonizan hoy la final femenina del Abierto de Australia (9.30, Canal+ y Eurosport). Por un lado, Serena pretende revalidar su título. Y por otro, la belga tras dos años retirada de las pistas, vuelve con la intención de ganar la final y emular a su compatriota Kim Clijsters, que se hizo con el Open de los Estados Unidos en 2009 tras dos años de receso en su carrera deportiva.

  • 1