Cultura

'Fedra', una tragedia clásica que une tradición griega y gitana

el 04 mar 2010 / 20:35 h.

El Teatro Lope de Vega estrena hoy el espectáculo Fedra, basado en la obra de Eurípides, Racine y Séneca, pero narrada con señas de identidad gitanas. Esta versión, dirigida por Miguel Narros, une los mundos griego y gitano a través de la tragedia clásica y el baile flamenco. El reparto está encabezado por el reciente Premio Nacional de Danza Lola Greco, quien se mostraba confiada de que “la obra va a funcionar muy bien”, a la vez que agradecía poder “volver al Lope de Vega con este elenco y un guión muy trabajado para un ballet”.

El resto de actores son Carmelilla Montoya, como Ama; Alejandro Granados, como Teseo –en sus propias palabras “un personaje sin mucho desarrollo que entra y sale”-; y Amador Rojas, como Hipólito, que adelantó “se trata de un personaje actual. Es una obra moderna, un Hipólito actual de una familia gitana”. Los actores se acompañan de un cuerpo de baile formado por cinco chicos y cinco chicas.

La obra arranca con el intento de la protagonista, Fedra, de seducir a su hijastro Hipólito. A partir de aquí, se crea toda una confabulación para acabar con la vida del hijastro. Pero Hipólito no muere por la maldición de su padre, sino por un accidente de moto. Un claro ejemplo de la fusión entre tragedia y vanguardia que se hace eco en la obra.

La guinda del pastel la pone Enrique Morente, a cargo de la música. Al respecto, Lola Greco declaró que “estaría muy bien poder hacer la obra con Enrique y Estrella Morente tocando en directo, pero es imposible por el coste”. Sin embargo, apuntaba, “dentro de la limitación de estar actuando con una cinta, creo que conseguimos ser nosotros mismos”.

Greco destacó también el extraordinario trabajo de todo el equipo, poniendo especial hincapié en los vestuarios, las luces y la coreografía, que corre a cargo de Javier Latorre. “Con esta Fedra quiero contar la historia de una mujer famosa por un suicidio pero que, en realidad, es la de una luchadora por las cosas que quería”, explicaba el director Miguel Narros el año pasado con motivo del estreno de la obra. “Por ello, los personajes que intervienen en la historia son gitanos: un padre, un hijo y una mujer que no acepta su condición de esposa y vive un proceso de autodestrucción. Y todo ello narrado con señas de identidad gitanas y de barrio, con pantalones vaqueros y motocicleta incluidos” añadía.

Los cuatro actores se mostraban contentos de presentar su obra en la capital andaluza. “Hay un extra de interés cuando venimos a Sevilla en concreto y a Andalucía en general, porque aquí la gente entiende de baile”, indicaron.
Lola Greco fue galardonada el pasado mes de diciembre con el Premio Nacional de Danza, que concede el Ministerio de Cultura, por “su carisma y gran talento creativo al abordar la interpretación de todas las líneas de la danza española”, según Félix Palomero, director del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música. Madrileña, empezó con 14 años a estudiar en la Escuela del Ballet Nacional de España. Sólo tres años después era solista y, a los 19, Primera Bailarina.

  • 1