Local

Feijóo asume en su investidura que 'Galicia no es del PP'

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, se mostró ayer consciente, durante su debate de investidura, de que "Galicia no es del PP" a pesar de tener mayoría absoluta, y ofreció a todos los grupos de la oposición "un gran pacto sin fecha de caducidad".

el 16 sep 2009 / 01:26 h.

TAGS:

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, se mostró ayer consciente, durante su debate de investidura, de que "Galicia no es del PP" a pesar de tener mayoría absoluta, y ofreció a todos los grupos de la oposición "un gran pacto sin fecha de caducidad"

"En la unión de los buenos gallegos está de la patria el porvenir", dijo, parafraseando al escritor Manuel Curros Enríquez, para concluir su réplica a los grupos parlamentarios durante el debate de la Sesión de Investidura. Su intervención estuvo salpicada de constantes llamadas "sinceras" a la "unidad", convencido de que la sociedad pide a las fuerzas políticas "estar a la altura", dada la actual situación de "extraordinarias dificultades", en lugar de "juego duro o confrontación".

En esta línea, puso a la propia ciudadanía como ejemplo y, tras exponer que gallegos de distintos colores políticos "trabajan juntos" en las escuelas, en el mar o en el agro, instó a PSdeG y BNG a hacer lo mismo "por lo menos" para consensuar los asuntos de interés general. "¿Por qué no vamos a intentarlo?", preguntó a socialistas y nacionalistas, y partió de las "coincidencias" entre los tres grupos, como que existen "dificultades económicas" o que el autogobierno da "herramientas" para paliar los efectos de la crisis.

De esta manera, hizo un reconocimiento a la oposición al rechazar que sea una "anomalía democrática". "Nunca diré de ningún partido que es antigallego, antidemocrático o franquista", apuntó, rememorando algunos episodios de confrontación de la pasada legislatura.

Por el contrario, el nuevo presidente valoró las aportaciones que hagan PSdeG y BNG porque serán "tan importantes" como las del PP y servirán para "dar voz" a la totalidad de los gallegos.

Así, insistió la necesidad del consenso y, en concreto, lo demandó para pactar la postura de Galicia en la negociación del modelo de financiación autonómica, para configurar políticas activas de empleo, para reformar el Estatuto de Autonomía y para defender la libertad lingüística.

cuestión lingüística. Precisamente el idioma fue uno de los asuntos en los que Feijóo se mostró más crítico con los nacionalistas, a quienes preguntó si "acaso hay que decidir entre normalizar el gallego o respetar la libertad lingüística". Frente a esto, el líder de los populares gallegos consideró posible "conjugar" ambas cosas, por lo que rechazó "acompañar" al BNG en su planteamiento respecto a la cuestión de la lengua. "La lengua no es propiedad de las minorías", proclamó, y matizó que "la lengua es propiedad de todos o, en todo caso, de las mayorías". Por este motivo, expresó su "querencia profunda por el idioma de Galicia", pero también su "amor por la libertad lingüística". Para ilustrar esta afirmación, comparó el gallego y el castellano con "dos piernas o dos brazos". "Necesitamos los dos", continuó, por lo que se negó a "mutilar ninguno". Por último, reivindicó la necesidad de promover el conocimiento del inglés y se propuso que los gallegos puedan explicar en la lengua anglosajona "que hay un mundo llamado Galicia".

  • 1