Local

Feijóo invoca al Apóstol "la unidad de voluntades" frente a la crisis

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, invocó hoy al Apóstol Santiago en el día de su Festividad para conseguir la "unidad de voluntades" ante desafíos como los que impone la "amenaza" de la crisis económica.

el 16 sep 2009 / 06:13 h.

TAGS:

EUROPA PRESS

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, invocó hoy al Apóstol Santiago en el día de su Festividad para conseguir la "unidad de voluntades" ante desafíos como los que impone la "amenaza" de la crisis económica y advirtió de que en el contexto actual, "no es posible el aislamiento" y de que es necesario "unir valores de los antepasados con las exigencias contemporáneas" porque "la identidad no es inmovilismo".

"Galicia tiene que conjugar lo que fue con lo que será", proclamó Feijóo durante su intervención como delegado regio en la tradicional Ofrenda Nacional al Apóstol en la Catedral compostelana, en la que demandó la intercesión del Santo para que ilumine a los gobernantes "para escuchar las inquietudes de la gente" y les dé "inspiración" para "alcanzar el bien común". "En cada desafío encontramos un camino que es necesario recorrer juntos, proclamó para insistir en que "Galicia es diversa pero necesita imaginar horizontes comunes".

En una intervención que conjugó el castellano y el gallego y en la cual figuraron citas de los gallegos Ramón Cabanillas y Xosé Manuel Alvarez y de Antonio Machado, el presidente de la Xunta demandó al Apóstol protección sobre España y se refirió al terrorismo como antítesis de la bandera de la libertad. Además, demandó ser "tolerantes y comprensivos" con los inmigrantes, situó a la juventud como "ejemplo para la sociedad y los gobernantes" y pidió que el Año Santo 2010 sirva para contribuir a la "recuperación de los valores del humanismo".

El Arzobispo de Santiago pide respeto a la vida

El Arzobispo de Santiago, Monseñor Julián Barrio, ensalzó hoy los valores de "la familia" y el "respeto a la vida" y a la "dignidad humana" como vía para superar las "graves consecuencias en el ámbito social" de una crisis "antropológica y moral".

Así, durante la Ofrenda Nacional al Apóstol de la Catedral de Santiago, Barrio abogó por "reconocer el significado trascendente de la persona" en "las difíciles situaciones actuales", y definió "la misión de la Iglesia" en trasladar un "mensaje de reconciliación y perdón". "No imponemos nada a nadie, sólo proponemos", señaló.

Por ello, pidió a la sociedad que permanezca "en la fe" en un contexto en el que "la barca de la Iglesia es sacudida por el viento de las ideologías, que con sus aguas penetran en ella y parecen condenarla a hundirse", criticó.

  • 1