miércoles, 12 diciembre 2018
07:43
, última actualización
Local

Felicítame el 2012 con un sms

Lo que tenía visos de ser una moda se ha convertido en un clásico. Los SMS triunfan en un día como hoy. Mandar buenos deseos en pocas líneas cuesta muy poco

el 30 dic 2011 / 20:56 h.

TAGS:

Es posible que prefiera el christmas de toda la vida, la felicitación navideña -sello y sobre mediante- que se asoma a su buzón. Que entre las facturas de la luz, el agua y el gas aparezca de pronto una postal henchida de buenos deseos. Deje de soñar. Hay muy pocas posibilidades de que tal cosa suceda.


En cambio, lo que parecía una moda pasareja, un boom tecnológico que a la vuelta de unos pocos años habría de verse obsoleto, sigue plenamente vigente y... de paso, haciendo más de oro a las operadoras telefónicas. Los mensajes de móvil para desear un buen año triunfan. Así que vaya preparándose para oír vibrar su celular.


El SMS continúa siendo el medio favorito para hilvanar en unas cuantas líneas otros cuantos pocos (pero buenos) deseos. El cacharrito al que más de media humanidad vive pegada ha modificado también la tradición de felicitar el año nuevo y pese a que la crisis tampoco propicia que se produzcan dispendios monetarios a la hora de enviar mensajes en cadena, este sigue siendo el medio favorito para comunicarse en un día como hoy.


Sin embargo, las compañías telefónicas no lo ven con tanto optimismo. El 31 de diciembre de 2011 el envío de mensajes cayó un 40 por cierto con respecto a 2010 en beneficio de redes sociales como Tuenti y Facebook. No obstante, este año planean una mejor cosecha. La existencia de tarifas planas y los paquetes que ofertan un gran número de mensajes asociados a tal o cual contrato allanan el terreno para la recuperación del imperio de los SMS.


Más curioso resulta que, en el fondo, ninguno de los abonados a esta práctica navideña parece verdaderamente seducido por el método empleado. "Funciona un cierto efecto contagio, la gente preferiría coger papel y boli y plasmar de ese modo sus deseos, pero nadie lo hace ya, y el SMS asegura un feedback mucho mayor", explica Javier Maldonado, psicólogo sevillano experto en cómo los nuevos sistemas de comunicación modifican nuestro modo de relacionarnos.


Menos sorpresa hay en lo que respecta al contenido de los mensajes. La crisis lleva años colocada en el primer plano de la retranca que habitúan a tener este tipo de mini textos. No faltan sus efectos secundarios: subida de las hipotecas, paro y corrupción políticas. Junto a todo ello, un tema en las antípodas, el sexo. Muchos son los que prefieren asirse al humor verderon y tirar de frases de asegurado impacto. En estas páginas les damos unas cuantas sugerencias. Puede usted emplearlas o modificarlas a antojo. :-)

  • 1