Local

Juan José Asenjo: "Felicito a Morera por la decisión de adquirir El Correo"

Monseñor Asenjo felicitó al nuevo propietario por el beneficio que ha supuesto para los trabajadores y para el pluralismo informativo

el 21 feb 2014 / 01:01 h.

TAGS:

arzobispo Asenjo CorreoEl arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo Pelegrina, inauguró ayer el acto organizado por El Correo de Andalucía para conmemorar sus 115 años de vida recordando a su fundador, el beato cardenal Marcelo Spínola, y felicitando al presidente del Grupo Morera & Vallejo, Antonio Morera Vallejo, por su decisión de adquirir el periódico decano, tanto por el «beneficio que ha supuesto para sus 53 profesionales y sus familias» como por su «defensa del pluralismo informativo, que se hubiera quedado muy herido con la desaparición del periódico». Asenjo ensalzó además la decisión del nuevo propietario de «volver a los orígenes humanistas y personalistas del periódico, sirviendo a la verdad y al bien común de la sociedad sevillana». El arzobispo recorrió en su discurso la vida del beato Marcelo Spínola, o «Marcelo de Sevilla», como lo apellida su biógrafo José María Javierre, y «su implicación en favor de la promoción y desarrollo de la prensa escrita, tan pujante y vigorosa en la España de finales del siglo XIXy principios del XX». Así, Asenjo destacó el «carácter bondadoso, cercano, afable, emprendedor y valiente» del cardenal Spínola, «como ponen de manifiesto las muchas empresas que llevó a cabo». «Algo había en su gesto y su figura que delataban al nombre de raza: señorial gravedad, distinción exquisita... Era la amabilidad, la atención, la benevolencia, la cortés ayuda lo que se cifraba en su inquietud», tomó Asenjo las palabras prestadas del periodista Luis Montoto, coetáneo y gran amigo del cardenal además de firma habitual de El Correo. Así, el arzobispo recordó la sensibilidad ante los problemas sociales del beato Marcelo Spínola que, «movido por su caridad evangélica, impulsó asociaciones obreras para la defensa de los derechos de lo trabajadores». Y, «preocupado por la llamada cuestión social, fue uno de los hombres de Iglesia que mejor entendió y puso en práctica en España la Doctrina Social de la Iglesia, impulsada por el Papa León XIII». Pero el arzobispo se detuvo especialmente en la implicación en favor de la promoción y desarrollo de la prensa escrita del cardenal. «Don Marcelo era consciente de la decisiva influencia que en el ámbito social tenía la prensa, sobre todo, en lo que respecta a la formación de la opinión pública», sentenció. Siguiendo las recomendaciones de León XIII, los obispos españoles se tomaron muy en serio «la creación de una prensa inspirada en los grandes principios del humanismo cristiano y, en este sentido, trataron de aunar esfuerzos, unificar posturas y crear un modelo de prensa al servicio de la verdad, la dignidad de la persona, la justicia social, la defensa del trabajador frente a los abusos del capital y la defensa de la Iglesia», una «buena prensa» frente a la prensa «liberal, muchas veces radicalmente anticlerical o antirreligiosa, o en el polo opuesto la prensa integrista, en ocasiones más papista que el Papa, en ambos casos muy politizada». Así, barajaron la posibilidad de crear un diario de ámbito nacional –El Debate, en 1910– sin descartar la publicación de diarios de un ámbito más reducido y local –en 1890 se contabilizaban 33 diarios católicos–. En este contexto nació El Correo de Andalucía el miércoles 1 de febrero de 1899. «Su subtítulo, Diario católico de noticias, expresaba bien a las claras su objetivo inicial, que no fue otro que facilitar una información veraz y fidedigna. Se trataba de presentar la verdad en su máxima belleza, sin atacar a las personas contrarias a la Iglesia o a la verdad cristiana». Finalmente, el arzobispo ofreció su colaboración y la de la Iglesia de Sevilla en «lo que esté en nuestras manos. Cuente usted con nuestra plegaria para que Dios les sostenga a usted y sus colaboradores y conceda larga vida a El Correo».

  • 1