jueves, 21 marzo 2019
15:06
, última actualización
Local

Felipe González censura la política económica de la UE

El ex presidente del Gobierno cree que España es “víctima” de la moneda única y que efectivamente son necesarios grandes pactos para salir de la crisis.

el 22 mar 2010 / 21:03 h.

TAGS:

El ex presidente del Gobierno español Felipe González dijo ayer que España ha sido víctima de la divergencia de políticas económicas en la Unión Europea (UE) y que necesita grandes "pactos nacionales" para acometer "importantes reformas estructurales".

"La unión monetaria y el pacto de estabilidad tenían un magnífico alumno en España hace dos años y ahora está entre los peores de la clase", afirmó González durante su intervención en unas jornadas organizadas por el Centro Rey Juan Carlos I de España, perteneciente a la Universidad de Nueva York, y la Fundación Euroamérica.

El ex jefe del Gobierno español entre 1982 y 1996 señaló que España ha sufrido las consecuencias de "un fallo de gobernanza en la UE" derivado de tener una moneda única -y por tanto una sola política monetaria-, un pacto de estabilidad y un mercado interior sin fronteras, pero sin políticas económicas coordinadas. Esa "divergencia en las políticas económicas" ha provocado, dijo, que "el país con mejores cuentas públicas y el que mejor cumplía el pacto de estabilidad y crecimiento, junto a Irlanda, sufra lo que ya hace dos años advertimos un grupo de amigos: choques asimétricos en el espacio de la UE ante una crisis financiera como ésta".

En ese sentido, recordó que cuando comenzó la crisis España tenía un 2,5% de superávit y un endeudamiento del 37% sobre el Producto Interior Bruto (PIB), cuando los límites del pacto de estabilidad eran del 3% de déficit y del 60% de deuda.

El déficit actual de España es del 11% y el endeudamiento supera el 70%, según dijo el político socialista, para quien este deterioro se debe también a que "el país iba mal, porque tenía una gran divergencia en su economía real: Vendíamos al exterior mucho menos de lo que comprábamos", de forma que la balanza comercial y de pagos estaban "en cifras alarmantes".

  • 1